E N T R A D A S
_____________________________________________________________________________________________________________
E T I Q U E T A S


_____________________________________________________________________________________________________________

20 de abril de 2008

EL OREJANO


Hace ya tiempo, pero no mucho, publiqué una entradita sobre VILLA SORIANO.
En esa entrada hablaba de la Villa y fundamentalmente hablaba de un personaje que allí conocí y que me cautivó. El Orejano. No sé si me fascinó por su espíritu burlón o por ser el viejo hippie que a mí me hubiera gustado ser. Si releen aquel posteo lo verán fotografiado en su entorno habitual.
Pero hoy el Orejano está en Montevideo.


Y está haciendo una huelga de hambre en la Plaza Cagancha.


El Orejano es o era amigo personal de nuestro Presidente Tabaré. Eran compañeros de pesca cuando Tabaré era un médico aún lejos de la Presidencia y viajaba seguido a la Villa. A veces Tabaré salía a pescar en su barco y su hijo quedaba a cargo del Orejano en su puesto de artesanías. Cuando en la Villa se realizó uno de los primeros Consejos de Ministros del nuevo gobierno, Tabaré recordó ante los medios la amistad que lo unía con el Orejano y lo abrazó ante cámaras. Muchas pesquerías y asados unieron al viejo hippie y al futuro presidente.

El Orejano es diabético y cree que perdió su pierna por omisión de asistencia del Hospital de Mercedes ya que se negaron a mover una ambulancia para trasladarlo desde la Villa, aduciendo que no podían mover el vehículo por un solo paciente. En aquel entonces logró el traslado encadenándose en la plaza. Pero perdió su pierna. Y entonces le inició una demanda al Hospital, que depende de Salud Pública. La demanda ha sido archivada por el juez.


El Orejano siente que está condenado a la inmovilidad y al hambre ya que con una sola pierna no puede movilizarse entre los pueblos para vender sus artesanías, que han sido siempre su medio de vida. Pasado el verano los yates argentinos ya no atracan en la Villa y las escasas ventas se acaban. Y se le acabó el Plan de Emergencia y no le corresponde el Plan de Equidad porque no tiene hijos.

Por eso está acá, en Montevideo desde el Miércoles 16 de abril, realizando una huelga de hambre en una carpita, él y su silla de ruedas, visitado y apoyado por alguna gente amiga y utilizado seguramente por la oposición a la que probablemente le importe un pito lo que le suceda pero que saca provecho de su actitud.
Quiere que se haga justicia con los funcionarios que considera responsables de la omisión de asistencia.

Yo lo visité el Sábado. No sé si esta pintoresca figura tiene razón o no. No sé si hay mérito para atender su denuncia. Lo único que sé es que ayer tenía 3,66 de glucemia y que si sigue sin comer se va a morir, que Marta su compañera espera angustiada en la Villa y que bastaría una pequeña señal, cualquier señal, mínima, de Tabaré para evitarlo. No es necesario que le dé nada. Que se acuerde de él y que se lo diga, nada más. Y él seguramente abandonará la medida.

Porque lo que más hiere a este carismático bohemio flaco y enfermo, es tener que aceptar que Tabaré se olvidó de los amigos.



Si andan por la Plaza Libertad, no dejen de acercarse a saludarlo. Le va a hacer bien.

9 comentarios :

  1. Me conmoviste...
    ¿Qué le pasa a Tabaré?...¿No sabe que está allí?...¿No lo vio?...¿Ya no nos ve?

    ResponderEliminar
  2. Santi!!! Acabo de entrar a tu blog movida por las imágenes de Orejano que vi en el informativo y que me hicieron recordar tu viaje a Villa Soriano. Quedé conmovida!!
    Necesito agradecerte por haberme mostrado a este "personaje" antes y poder reconocerlo ahora.
    Estoy lejos de Montevideo, pero no puedo evitar verlo, recordarlo y recordarte.
    Gracias!!
    Sil.*

    ResponderEliminar
  3. Qué garcha... me dieron ganas de estar allá para conversar un rato con el orejano y ver cómo se le puede pegar una patada en el orto a Tabaré. Total, para un boleo alcanza con una sola pierna.

    ResponderEliminar
  4. Verdaderamente, si acaso Plaza Libertad estuviera en mi localidad, no dejaría de visitar El Orejano.

    Qué estúpidos pueden ser los políticos (desalmados es inherente a su oficio)para ellos sólo es un trámite, y para este hombre representa su misma subsistencia.

    Ojalá Santi presionen los medios de comunicación -mucho, suele ser efectivo- y logren una solución, antes que empeore la condición de este hombre.

    Supongo que podría vivir otra vida, y no lograr entender POR QUÉ se debe llegar a estos extremos, PARA COMUNICARSE CON EL GOBIERNO Y SUS REPRESENTANTES. En mi país es exactamente igual, para cualquier reclamo. De ahí que se inventa todos los días una nueva forma para llamar la atención, "nuevos canales de comunicación".

    Quiero creer que llegará la ayuda pronto, no por sensibilidad, está claro.

    Te dejo mi abrazo Santi!


    PD: Es tu papá en la foto ¿Verdad?
    Qué buen mozo!

    ResponderEliminar
  5. ah, la politica y los politicos...cuando todos somos mas o menos pocos y nos conocemos...que voy a decir de tabare, a pesar de que lo vote y milite hata hace un año en su partido al cual a pesar de todo defiendo a muerte...nada, es politica, eso nada mas la politica deja esas cosas que hacen que los amigos muchas veces queden atras...veo si puedo darme una vuelta en estos dias...

    ResponderEliminar
  6. Y si... Tabaré es un tipo. Un tipo, ni más ni menos. Los tipos no deberían gobernar. Pero por ahora los dioses no se han presentado a las elecciones. Conste que con esto no defiendo a Tabaré. Pero hay que estar ahí sentado. El tipo no puede ir palmeando a todo el mundo. La política como sistema, diría Luhmann, implica cerrarse frente a la complejidad del entorno, descartando la mayoría de los problemas. Sólo así se pueden tomar las decisiones. ¿Por qué digo todo esto? ¿A quién le importa?

    ResponderEliminar
  7. A mi me importa, fantasma. Me importa sentirme tan decepcionada y que alguien me explique qué hacer para no sentirme así. Más allá de que uno no sabe si el Orejano tiene o no razón, es un ser humano que debería ser atendido. Hay mucho para atender, pero, nos hicieron creer que la solidaridad y los derechos humanos eran palabras santas, que nunca serían olvidadas. Nunca pensamos que eran parte de la complejidad que había que descartar. La solidaridad era el hallazgo simple que nunca se nos iba a perder. Pero no ha sido así. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Y bueno gente, el Orejano abandonó la medida luego de lograr la repercusión mediática buscada. A tiempo, porque no creo que hubiera aguantado más. En este momento está en la casa de un amigo, recuperándose y el Sábado lo trasladaremos a la Villa en auto. De todos modos, el 30 de Abril ya va a estar en la inauguración del hospital de Dolores aprovechando la presencia del Presidente y la Ministra de Salud Pública para seguir haciendo sus reclamos por el estado de la salud pública en Villa Soriano.

    ResponderEliminar
  9. Ah, Susana, el de la foto sí es mi papá. ¿Viste que lindo que era? Yo no salí a él.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

RANKING

Wikio – Top Blogs