E N T R A D A S
_____________________________________________________________________________________________________________
E T I Q U E T A S


_____________________________________________________________________________________________________________

10 de abril de 2009

TORRES GARCÍA, la sección áurea y la uruguayez.


POSTEO LARGO Y ABURRIDO QUE NADIE TIENE LA OBLIGACIÓN DE LEER


Anduve yo navegando por ahí en busca de material sobre la sección áurea.
Un poco porque hace tiempo que se me perdió el libro “Universalismo Constructivo” de Torres García y un posteo de MORISOT sobre el uso de la sección áurea en “La última cena” de Dalí me hizo sentir la necesidad de releer cosas sobre la Divina Proporción y entender por qué Torres García la utilizaba como algo fundamental en su obra.



Otro poco porque con EL GATO UTOPICO habíamos estado hablando de si Torres habría sido o no un pintor uruguayo y de las causas por las cuales en Uruguay se lo considera un símbolo nacional.



De la Divina Proporción, de Palladio, de Luca Paccioli y otros divagaré otro día.


Pero ahora se me vinieron a la cabeza una serie de reflexiones sobre Torres a raíz de esa observación de EL GATO, de que los uruguayos andan por ahí llenos de íconos torresgarcianos en su ropa, en sus materas, en sus vasos grabados, en sus agendas.
Llama la atención porque los planteos estéticos de Torres provienen claramente de las vanguardias europeas de las primeras décadas del siglo XX y tienen muy poco que ver con lo local. Tienen más que ver con la reafirmación de una cultura mediterránea y latina por contraposición a una cultura nórdica y sajona. No olvidarse que Torres partió para Cataluña a los 17 años y recién regresó a Uruguay a los 60. Hay un libro, editado hace poco, que recopila los escritos de Torres durante su estadía en Nueva York, es un libro imprescindible para darse cuenta cuál era el mambo que Torres tenía con la cultura anglosajona y sus propias contradicciones. Amor-odio era lo que Torres sentía por la Norteamérica anglosajona. Fascinación y desprecio.



Para mí Torres es un pintor catalán. Es cierto que Torres después hizo el famoso mapa invertido e incluyó en sus obras constructivas símbolos y palabras que conceptualmente tenían un vínculo con lo local y también con las culturas precolombinas.

Y es también cierto que redondeó sus teorías en Uruguay a través de las ciento cincuenta y pico de conferencias que forman el Universalismo Constructivo. Hubo en eso una voluntad de americanismo, una voluntad ideológica. Quizá sea eso lo que los uruguayos rescatamos y por eso andamos con las materas y las camisetas con reproducciones como banderas de algo. Es como las materas con el Che, o con el escudo de Peñarol o el logo del FA. Señas de identidad. Pero en general lo malentendemos a Torres y pensamos que era un señor que pintaba todo en rectangulitos con macaquitos adentro y palabritas, con una paleta más bien baja y midiendo todo con un compás que en realidad no sabemos bien cómo ni para qué lo usaba. Las maestras piensan lo mismo y aceptan acríticamente que es el mayor pintor uruguayo de todos los tiempos aunque en general no les gustan los rectangulitos y les parece algo infantil esa pintura y prefieren al Blanes de la Carlota Ferreira, pero si los que saben de arte dicen que es algo maravilloso seguramente lo será y entonces eso es lo que le enseñan a los niños y todos contentos a pintar rectangulitos sin la más pálida idea de qué era en realidad lo que Torres buscaba con eso.

Y lo que Torres buscaba con eso era algo muy grande y ambicioso. Y muy personal. Buscaba sintetizar toda la tradición clásica con las corrientes modernas en un lenguaje que sintonizara con lo cósmico uniendo el trabajo dentro de reglas que él consideraba eternas, a la intuición y a la sensibilidad contemporáneas. Era un poco mesiánico lo de Torres. Y vino a desarrollarlo aquí, porque pensaba que Europa estaba cansada y solamente de América podría salir este arte viejo-nuevo. Creo que el pensaba que de sus alumnos uruguayos podría salir algo prístino, nuevo, incontaminado por la fatiga creativa europea. Creo que se equivocó. Creo que tendría que haberse radicado en Ecuador o en Brasil. Creo. Pero Torres logró el milagro. Logró que nos identificáramos con él.
Lo que no es poca cosa teniendo en cuenta que era solamente un pintor, no era ni un político ni un general. Quizá porque nuestro espíritu pasaba por la misma escala de grises que su pintura. Aunque no sé, quizá eso vino después de él y a causa de él. No sé.
Y ahí es que entra la famosa “sección áurea”, como herramienta vinculante a una tradición, fundamentalmente a una tradición renacentista y barroca. Pero la sección áurea no es como muchos creen una receta, una garantía de belleza o una verdad natural. Para Torres era una forma de pisar firme en la tradición.
Carlos Reherman dice:
“...un entusiasta docente a cargo de un taller de artes visuales organizado por la Intendencia Municipal de Montevideo decía que la validez natural y universal de la sección áurea explica la importancia de Torres. Ponía ejemplos de arquitectura griega, donde ciertas proporciones siguen esa razón matemática, y hablaba de que en la naturaleza se encuentra frecuentemente esa proporción.
Ni los griegos, ni los japoneses, ni la naturaleza sintieron nunca el menor interés por la sección áurea, salvo excepciones que se pueden contar con los dedos de una mano. Errores semejantes tienen un sentido (aunque escape a la percepción del que los comete): INTENTAN LEGITIMAR UNA ACCIÓN ARTÍSTICA MEDIANTE SECRETOS UNIVERSALMENTE VERDADEROS. Desaparecen las diferencias culturales: el arte no es una cuestión del aquí y el ahora, sino una adecuación a unas matemáticas superiores, inmanentes. Hegel no lo diría mejor: "el arte es la representación del ideal".¿No podríamos aceptar un poco de inseguridad? El
arte es esto que hago: tómalo o no, pero no me pidas que te lo explique mediante las matemáticas u otras razones externas. Según esa concepción, el arte no construye su propia historia, sino que es una especie de afección, un plegarse a determinados ideales o valores eternos. Es una visión que parte de la aceptación de una jerarquía basada en un saber y no en un hacer. Y nuestro lugar, país perisférico y pequeño, débil y simpático, no nos puede permitir el acceso a ese saber. Se trata de una visión conservadora, que insiste en dejarnos a la cola de lo que otros comienzan y promueven.”Me parece muy bueno el artículo de Reherman.
Creo que “ese saber” que menciona Reherman es el que pretendió “traernos” Torres. Por eso creo que Torres no era un pintor uruguayo. Creo que en realidad no existen los pintores uruguayos. No hay una “uruguayez” plástica.
Los alumnos de Torres, los mejores, trataron de salirse del trillo ortogonal y constructivista pero siempre a través de referentes europeos. En el caso de Gurvich a través de Chagall, El Bosco, Brueghel y de los flamencos en general, tendiendo a una pintura más analítica y popular. Es cierto que temáticamente aparecen en Gurvich y Fonseca el Cerro o en Storm los gauchos, pero sólo temáticamente, no en el lenguaje.

A ese respecto




Por todo eso creo que si hay algo que distingue al arte uruguayo del resto del continente, es su fuerte europeísmo. Europeísmo que también existe en el arte argentino, pero los argentinos miran a Europa cada día. Nosotros vemos a Europa a través de los ojos de Torres. Y nos dejó un legado de austeridad, pasión, rigor y probidad que es bueno que valoremos independientemente de la vigencia o no que tengan hoy sus teorías. Porque cayó aquí, en esta perisferia provinciana demasiado temprano trayendo todo un concepto insospechado de arte moderno. Y nos cambió la cabeza a todos, a pura fuerza de carácter y convicción. Es el misterio del poder de algunos individuos. Es bueno valorarlo en este momento en que la frivolidad , el esnobismo y el mercado dominan el mundo del arte.
Es nuestro Artigas artístico.

37 comentarios :

  1. Hola Santi. Acá en Argentina también algunxs llevamos a Torres por todos lados. Yo tengo un pececito en la heladera.
    Me gusta mucho Torres García pero no sabía todo esto que contás. Bueno saberlo.
    Lo de las maestras me hizo reir mucho.

    Saludos

    ><((((º>

    ResponderEliminar
  2. Bueno, a mí me encanta Torres, y me da lo mismo que sea ucraniano, che.
    Y aquí está a mi lado, en la alfombrita del ratón.

    Interesantísimo el enfoque (me refiero al tuyo, en este caso).

    ResponderEliminar
  3. Hola Pilarcita:
    Ya sabía yo que en la Argentina Torres le gusta a unos cuantos. Pero en mis años mozos, cuando viajábamos a Buenos Aires con los compañeros del taller, los porteños decían: !Ufa¡ ahí vienen los uruguayos con la pesada del constructivismo...Je

    ResponderEliminar
  4. Es que es como Gardel viste, nació en la plaza de las carretas,ahí donde está el Legislativo, se fue a la mierda y volvió ya veterano a armar quilombo. Pero al igual que el Mago, cada día pinta mejor. Para mí era un gran maestro y no me puedo sacar sus enseñanzas de la cabeza, pero me gusta más Gurvich, tiene unlenguaje mas descontraido, no tan acotado teóricamente, más terrenal

    ResponderEliminar
  5. Santi: Antes que nada... pense que estaban afuera!!! Creo que lei algo de Beatriz, no se, me confundi.

    Tan confundido como con este asunto de Torres. Vos lo sabes. No esperes de mi ningun aporte sobre su pintura y su escuela. Pero me permito la licencia de tratar de entender su obra como fenomeno sociologico. Me queda claro que no era eso justamente lo que el buscaba. Me lo explicaste y lo entendi. Pero creo tambien que la obra de todo artista deja de ser suya, solamente suya, cuando pone el punto final a su poema o su novela. Cuando da la ultma pincelada y firma su obra. Cuando da el ultimo martillazo o soldadura a su escultura. Cuando eso sucede, su obra pasa a formar parte de quien quiera sentirla, disfrutarla o consumirla. Picasso, Dali y muchos otros, tenian claro el concepto del mercantilismo en sus obras. Y no esta mal. Pero cuando hablo del fenomeno Torres, puedo dar fe de ello. En la diaspora uruguaya, la simbologia de Torres representa la uruguayez. Gente que aun viviendo en Montevideo jamas vio una de sus obras, anda con la matera colgada mostrando el mapa al reves de America del Sur. Nuestro norte es el sur anda en las remeras de muchos. En casas de uruguayos en EEUU y Espa;a, hay un batik, un afiche, una copia berreta y otras no tanto de Torres Garcia. Esta mal? Para nada.
    Te adverti que no podria agregar nada a todo lo que expones. Pero rescato la etica y la estetica de Torres tratando de imponer sus ideas. Como buena esponja, supo traerse de la vieja Europa, todo lo que mamo, se empapo de varias corrientes para tratar de dar una identidad que quizas ni el mismo so;o. (no tengo enies).
    Perdona por lo extenso. Te llamo.
    Abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  6. Hola Gato:
    Perdón nada, si hay algo que me gusta son los comentarios largos. Me gustó eso de que después de la última pincelada la obra ya no le pertenece al tipo.Es que es así. Voy más lejos, según Torres no le pertenecía en ningún momento, el artista tiene que ser como un albañil que coloca ladrillos con nivel y plomada y la obra se da por añadidura, a veces sin que el tipo lo tenga muy claro.Según él,la obra le pertencía a "La Pintura", así con mayúscula.
    No,no estamos afuera, fuimos 2 días a Minas pero ya volvimos.

    ResponderEliminar
  7. En otro momento escribo más largo acerca de Torres García, un fenómeno sociológico y cultural que me tiene absolutamente atrapada (sin ser uruguaya ni catalana). Sólo quería decirte que en estos momentos estaba leyendo JUSTAMENTE un libro sobre Torres García y su vida en Catalunya. Fuerte che!!!!
    Lo dicho: prometo volver en otro momento y dejar mis disquisiciones sobre su obra y su vida. Beso grande desde este lado del mundo (que ni sale en los mapas de JTG jajaja)

    ResponderEliminar
  8. Ah, Gurvich es una maravilla, también... y si vamos al caso, es lituano!
    ;-)

    Y ya que estamos, aprovecho para "publicitar" que ambos museos, el Torres y el Gurvich son de lo mejorcito que hay en la vuelta, en mi modesta opinión.

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno el post y para nada aburrido. No sé mucho sobre el tema y aprendí bastante. Quedé con ganas de más, que es lo que importa.
    Luego de haber integrado durante tantos años el Mercado de los Artesanos, creo que tengo más bien una intoxicación de pseudocontructivistas al estilo Torres, que intentan reproducir su obra con la intención de vender y punto. Y eso que en el Mercado está prohibido reproducir y sólo es admitida la "recreación" pero claro...ahí vienen los problemas, porque todos significan cosas distintas por recrear...
    En fin, ese aporte es lo único que puedo decir sobre el tema, porque en ese caso, y desde cierto punto de vista lo que ahí aparece es la prostitución del prócer.
    Besitos, Santi y feliz huevo de pascuas con las nietas!

    ResponderEliminar
  10. ...no voy a discutir sobre constructivismo ni ná que se le parezca, me gusta Torres porque me gusta, pero prefiero una luna grande que ilumine un rancho de terrón y paja brava como la de Cúneo en la espalda de una remera,para que sepan todos cómo se ve el verde bajo la Cruz del Sur.(tomá! que poetico me salió! jeje).......sí claro, también podrían decirme que le haría la competencia a Tim Burton jeje...

    bueno el artículo Santi
    salú!

    ResponderEliminar
  11. Qué tal Amelie:
    Contame cuál es el libro que estás leyendo. Las peripecias de Torres en Catalunya (viste que la puse con Y?)son de lo más interesantes. Le pasó de todo ahí, bueno y malo. Es el período que explica su furturo pensamiento artístico y en general es un período mal estudiado. A mí me fascina, porque ignoro casi todos los detalles, el hecho de que lo catalán haya dado tantos talentos fuertes y personales como Gaudí y Miró, entre otros tantos. Todos inclasificables y marcadores de tendencias. Creo que Torres viene del mismo espíritu, así como nuestro Barradas, muerto tan joven.
    Creo que aunque aburra voy a seguir con este tema, quizá analizando algunos fragmentos de "La recuperación del objeto", un libro que ha sido de cabecera para multitud de pintores uruguayos.

    ResponderEliminar
  12. ANDREA:
    Gurvich es lo más grande qui'ay.
    Ya le dedicaremos un posteo.

    ResponderEliminar
  13. Hola RO:
    En el Mercado no estará permitido, pero mirá cuántos se han ganado el pan reproduciendo el mapita al revés. Y otros haciendo constructivos "a la manera de". Es que es fácil, agarrás un plano y lo dividís en rectangulitos medio corriditos, unos más grandes y otros más chiquitos y después les dibujas adentro esquemitas, yo qué sé, una casita, un señor, un barquito o palabritas tipo PAZ o AMOR, o un sol o un corazón y depués rellenás todo con colorcitos y ya está. Pronto. Decorado el termo. Algunos, los más rigurosos usan compás, pero si no, no importa, ¿quién va a andar midiendo?

    Bueno, yo estoy jodiendo con esto, pero en realidad algo de eso estaba presente en la intención de Torres al desarrollar un sistema constructivo aparentemente tan simple. Es que él pensaba que así cualquiera podría practicarlo, ya que al manejar elementos tan básicos, el lenguaje plástico se liberaba de las destrezas y pirotecnias superficiales de la pintura occidental. Y entonces, el tipo, aplicando con rigor las reglas y la medida, usando una paleta limitada y sin salirse del plano bidimensional, sin querer dar apariencias visuales y sin un tema anecdótico que imitar, si era pintor, se terminaba encontrando con el cosmos y con el espíritu del gran arte antiguo. Pero claro, eso, hecho así, es dificilísimo y requiere un gran rigor y un despojamiento casi monacal.
    Estoy medio pesado. Es que esto me fascina.

    ResponderEliminar
  14. Hola LUCÍA:
    Estoy de acuerdo, Cúneo podría estar mejor para remeras. Su factura y paleta son también europeas, pero sus temas son bien locales. Y qué buenos que son sus cuadros. Aunque no sé si lo rural nos representa mucho. También nos representan las playas de Arzadum, los paisanos de Storm, las calles de De Simone y un montón de cosas más. El asunto es si hay algo parecido a una uruguayez que vaya más allá del tema anecdótico.
    A mí no me gustan las remeras con dibujitos porque cualquier imagen se desforma al rodear mi abdomen, se rompe el plano, lo que para Torres era imperdonable...Un constructivo esférico...mmm...puede ser...

    ResponderEliminar
  15. Yo tengo un llavero de Torres, pero no me gusta. No me copa mucho eso de los cuadros en cualquier lado. Tampoco me gusta nada la uruguayización de JTG. Toda esa cosa mercado del puerto es espantosa.

    Otra cosa es ver por qué nos apropiamos o por qué queremos apropiarnos de JTG, y cómo eso impacta en nuestra forma de vernos. Eso ya tiene más interés. Ya lo decís vos por ahí, aunque no así, pero no parece que JTG sea tan uruguayo, sino que los uruguayos somos - o nos hemos vuelto, o construido - torregarcianos.

    Por ejemplo, hay una arquitectura, un diseño, una decoración torregarciana. Hay un estilo de vida torregarciano, hay algunos viejos que todavía viven así: austeros, espirituales, silenciosos. Yo he conocido las casas de dos o tres artistas muy influidos por JTG y es toda una experiencia. La casa del Flaco Saldain, en Rocha, es una.

    Qué problemas tenés con las maestras. Mi hermana hizo que los niños de cuatro años de la Villa pintaran unos cuadraditos geniales.

    Temo que no termino de entender (o no empiezo) a JTG. Sólo algunas de sus cosas me impactan. Prefiero que tenga la menor cantidad de color posible.

    http://www.interciencia.org/v29_03/Port29-03.jpg

    http://www.artdaily.org/imagenes/2007/11/22/TorresGarcia2.jpg

    http://www.castells.com.uy/ttg/dic07/g/55.jpg

    ResponderEliminar
  16. FANTASMA:
    Es que entender a Torres es dificilísimo porque es como inclasificable. Para mí fue un gran reaccionario, un tipo con una fuertísima necesidad restauradora. Un fuera de época. Cuando el racionalismo, los principios clásicos y la geometría euclidiana se hacían mierda y el mundo también, él pergeña una teoría estética apoyada en todo eso. Una religión laica basada en el equilibrio y la unidad. Pero lo hace desde adentro de las vanguardias. Aprueba el rigor formal del cubismo pero repudia su distorsión. Rechaza el anecdotismo y naturalismo del surrealismo (ya van 3 ismos)pero rescata el uso de la intuición y admite cierto protagonismo del inconsciente, aunque no del freudiano. Rechaza el geometrismo de Mondrian por deshumanizado. Parece que para él las dos guerras, con las que convivió, no hubieran existido, ni Einstein ni la bomba atómica ni el holocausto ni nada. Dice cosas como: "yo como el que más soy romántico, pero quiero ser clásico". Sin embargo, su insistencia en utilizar materiales baratos y precarios y la forma en que consideraba cada cuadro como una experiencia momentánea sin valor a futuro, es contradictoria con su clasisismo. Así y todo, gracias a él y a sus honestos seguidores, aprendí a ver pintura y a sentir y percibir eso que él llamaba "valores plásticos" y una forma de empezar a entender algo es ir al museo y darse cuenta de que, de sus cuadros todos juntos ahí se desprende una atmósfera intemporal que te envuelve, densa, una calma, un tono que está lleno de un silencio raro que creo que es lo que él pretendía y que por supuesto, no tiene un carajo que ver con nuestro mundo, no con el el mío y menos con el tuyo.

    ResponderEliminar
  17. Chapeau!, Santi. Usté sabe una montaña sobre esto. Sigo leyendo y entendiendo algunas cositas. Igual me sigue rechinando lo de las copias de Torres, porque les da igual copiar al ratón mickey o a sarah key y ahí la cosa se pone jodida, vio? No es una emulación respetuosa ni tampoco influencia, es ná más que espíritu de micro(céfala)empresa. Besotes, maestro
    Pdta: Vos hablá todo lo que quieras de las maestras, pero ojito con las otras docentes que nos venimos las tres en malón ajaj

    ResponderEliminar
  18. Santi: en mi caso cuando llegue al paisito, prefiero que me lo contés como estaba y cómo está?, vas a ser el médico que tome el pulso.
    Mis recuerdos están nublados por une niebla espesa y mi opinión aun más densa, prefiero que tomes de la mano y nos devuelvas una imagen.
    abrazo.

    ResponderEliminar
  19. voy a mantener las confusiones propias de mi pensamiento y más propias en este caso después de leer tu post, que no me pareció tan largo, seguramente porque lo que dijiste me interesó, así que no leo a mis predecesores. Tendría que haber sacado apuntes para comentarte mejor y más seriamente, pero lo importante para mi es a la conclusión a que llego: Torres García, en definitiva es uruguayo porque los uruguayos nos identificamos con él. Elegimos que nos representen sus "macaquitos" como elegimos dentro de esta mezcla de razas, tantas otras cosas más para identificarnos. Y qué le vamos a hacer si somos de estar mirando a Europa desde siempre, quizá eso nos identifique y punto. De todos modos en esa mezcla de conquitador-conquistado, vamos decantando nuestra cultura con todo lo ecléctico que ella tiene. Ah.... y la proporción aurea me fascina (y no saco cuentas y tomo el compás al momento de ubicar espacialmente los objetos: simplemente está presente en mi visión de las cosas.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. ¡Che, qué culturosos están!...¡Cómo se lucen algunos!...Para ser domingo fin de vacaciones, esto es demasiada teoría para mí.

    ResponderEliminar
  21. Hola CASS:
    Creo que sintetizaste bastante bien lo que casi todos venimos diciendo con muchas más palabras. Sí señor, es así mismo como usted dice. Y no estaba en mi ánimo cuestionar esa "elección" uruguaya por JTG. Solamente tratar de entenderla un poco. Me alegra haber aumentado tu confusión básica. Para esos estamos. Y si te dan los huevitos de Pascua leé también a tus "predecesores", dicen cosas interesantes.
    Sigue pendiente la ODA, pero desde que me enteré de que una Oda está integrada por 15 sonetos, mi voluntad a comenzado a flaquear.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Flaca:
    Usted siempre agrediendo con espantosos epítetos como "culturoso". E insinuando que los que escriben y comentan aquí lo hacen con la única intención de "lucirse". Qué feo eso. Me voy a su blog a ponerle algo feo, así nos peleamos y salimos un poco de este plano teórico que a usted parece molestar tanto.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Hola Rafaela:
    Le tomaremos el pulso nomás. Es bravo su caso. Son demasiados años. Pero por suerte aquí nada cambia demasiado. Ya veremos...

    ResponderEliminar
  24. Estimado SANTI: sepa que tengo en alta estima sus comentarios tanto aquí como por mi blog. Serán tenidos en cuenta. Y en cuanto a la ODA... lo considero un despropósito el distraerse de sus artes y ciencias para tamaña empresa, en todo caso esos 15 sonetos que lo han hecho comenzar a flaquear se los cambio por un metro de pizza y un buen vino (blanco, si es posible) en su cueva. Tenga en cuenta que eso en lugar de hacerlo flaquear lo hará engordar. Sin otro particular y con mi sincero cariño hacia su persona y la de la querida Beatriz, me despido hasta más ver(...o leer).

    ResponderEliminar
  25. Querida Casandra:

    Está bien lo de la pizza, siempre es bueno darse una oportunidad para engordar más aún, si es que eso es posible. Lo que no me gustó fue lo del vino blanco, me da bruta acidez.
    Ahora, que la oda la voy a hacer, la voy a hacer, como que Luis Hierro es nuestro próximo presidente.

    ResponderEliminar
  26. Puede que te suene a un lugar común,pero sin duda para mi interesante post que me acerca a un artista que desconocía,poco puedo aportar en el comentario pero me lo llevo todo.

    ResponderEliminar
  27. No hago más que leer y leer y leer, amigo mío. Veo que esta entrada ha dado para bastante y creo que puede seguir dando.
    Mi visión no va a ser ni más original ni mejor ni peor que cualquier otra. Simplemente la mía (jeje).

    Descubrí a Torres García en 2004, en mi primer viaje a Uruguay, cuando vi al mismo tiempo una tarjeta de ANTEL con una reproducción suya (que monté en un cuadrito junto a un billete de 5, of course) y el enorme mural de la calle Sarandí. Ahí me di cuenta de que este hombre era un símbolo para el país.

    Lo que me provocó más inquietud fue llegar poco después al MNAC (Museo Nacional d'Art de Catalunya) y encontrar allí cuadros suyos de la época 'noucentista'. Desconocía su trayectoria y, por tanto, aquellas pinturas suyas. Me llamó la atención ver "Joaquim Torres García" (con 'm', o sea en catalán). Y pensé que era otro, porque ellos ponen el nombre en catalán a los artistas catalanes. Pero cuando vi nacido y muerto en Montevideo y las fechas, me di cuenta de que se trataba de la misma persona.

    Desde ese momento, se convirtió en todo un fenómeno para mí: un pintor del que se apropiaban dos países (disculpen si aquí hablo de una nacionalidad catalana). Y empecé a leer y, claro, supe de sus raíces catalanas, de su participación (importante participación) en la vanguardia catalana de fin del XIX y principio del XX, etc...

    El libro que tengo entre manos ahora mismo se llama "Pasión clásica" y justamente ahonda en eso que comentas, Santi, sobre la influencia europea (mediterránea más bien) de su pintura. No puedo avanzar más, puesto que recién lo empecé. Pero quiero hacer varios apuntes al respecto.

    Para mí Torres García tiene una parte importante de 'uruguayez' (y disculpen que hable desde fuera de una cuestión tan interna), que es el desarraigo. Tengo la sensación de que jamás estuvo bien en ningún sitio y, de hecho, eligió volver a Montevideo, en mi opinión, porque no se sentía de ningún otro lugar. Y tiene de 'uruguayez' que eligiera el sur del sur como motivo para su obra, creo, más conocida: todo su 'universo constructivo'.

    El hecho de que viviera en Europa tanto tiempo o se formara aquí o tuviera obra que nada que ver con lo uruguayo... pues claro que sí. Claro que tienes razón. Pero te pongo un ejemplo clarísimo: no vayas a Málaga y se te ocurra decir que Picasso no es de ahí. Y Picasso, que yo sepa, vivió poquísimo en Málaga. De ahí tiene el registro de nacimiento, su casa y, desde luego, la influencia mediterránea. Pero ya está. El Picasso que conoce todo el mundo tiene mucho más que ver con toda esa vanguardia catalana y, sobre todo, parisina con la que convivió. Dicho esto, ¿podríamos decir que Picasso no es español?

    Las influencias y lo que cada uno estudia forman parte de la obra posterior. El considerado mejor pintor de todos los tiempos en España (por la Historia del Arte), Velázquez, vivió un tiempo en Italia, donde estudió, especialmente, la pintura de Miguel Ángel (sobre todo las figuras de la Capilla Sixtina). Y dos de sus mejores obras (para mi gusto, no para el resto de la humanidad, claro), "La fragua de Vulcano" y "La Venus del espejo", son de clara influencia italiana. ¿Velázquez es menos español por eso?

    Bueno, chau, me fui del tema. Ni discuto que JTG represente lo uruguayo o no (para mi gusto, Figari sería mucho más uruguayo en ese sentido de representación de lo autóctono) ni digo que sea catalán, cuando aquí se le trató tan mal (o tuvo tanta mala suerte, quién sabe). Sólo sé que me encanta su obra y que yo, como mucha otra gente, tengo reproducciones suyas en casa (incluidas algunas de esas 'copias' del mercado de los artesanos, ¿por qué no?)

    Un beso enorme y gracias por abrir este debate tan apasionante, amigo. Abrazote naranja

    ResponderEliminar
  28. Ay Amelie,
    Qué comentario fenomenal el tuyo. Por un lado me parece que tenés mucha razón en algunas cosas y lo expresás inmejorablemente y por otro lado me da un pretexto para seguir hablando de este tema que a veces me domina por completo. Imaginate cuál no sería el carisma y el poder intelectual de ese hombre que a pesar de que solamente conocí a algunos de sus alumnos y a algunos de sus familiares, porque yo nací un año antes de su muerte, cuando yo pienso en arte, pienso a través de sus enseñanzas y me sé de memoria partes enteras de sus conferencias. Digamos que siempre tengo a Torres y sus conceptos en la cabeza, y no sólo con respecto a la pintura. Y me cuesta mucho salirme de esa visión, aunque reconozco que es una visión a esta altura, quizá anacrónica.

    Y me parece que tenés razón en eso de que no encontraba su lugar en ninguna parte.
    Su ambiente innegable, el lugar de su desarrollo artístico, así como el de sus crisis espirituales y estéticas fue Cataluña, pero llegó a decir cosas muy duras y contradictorias de Barcelona, así como de Nueva York y de Uruguay y América.
    Te paso unos fragmentos de cartas que Torres le envió a Barradas.
    Esas cartas están publicadas en un libro magnífico de Pilar García-Sedas, una estudiosa catalana-uruguaya. “J.Torres-García y Rafael barradas- Un diálogo escrito: 1918-1928” (Parsifal Ediciones-Libertad Libros)


    Por ejemplo:

    Setiembre de 1918- “Anoche asistí a una fiesta en el Ateneo Enciclopédico. Todos los oradores-gente de avanzada- señalaron el grave signo que nosotros, hace tiempo, hemos podido constatar en Barcelona: la preponderancia del elemento conservador y el desarrollo en la riqueza y la merma de ideales, del elemento espiritual. (¡Este pueblo está perdido!) ¡Y qué contraste ése, en el momento en que precisamente la guerra está liquidando eso-se está destruyendo eso-, para que resurja el ideal! Hay que huir de aquí.

    Febrero de 1919- “Más que nunca en Barcelona falta ambiente, porque todo lo llena el pseudo-arte oficial, que ellos llaman arte catalán, y es una de las tantas rutinas”

    Setiembre de 1918- RESPECTO A URUGUAY:
    “...que en vista de la desgana que han demostrado hacia nosotros- sobre todo con respecto a mí, que tantas cosas he enviado para allá-: falta absoluta de interés, falta de respeto, etc., etc., ni una palabra más. Yo, amigo Barradas, le hago una cruz, echándolo al olvido. Estoy persuadido hoy, de que a mí, todo aquello no me conviene. Y, en cuanto a Ud.,creo que tampoco. Si Ud. va por allá, creo que volverá pronto; en consecuencia no deje de trabajar lo de Madrid, nuestra exposición, etc. ¿Dónde está nuestro porvenir? En las grandes ciudades de Europa. Ya no creo en la América Latina. Gente floja, apática, romántica. Sus concepciones se evaporan como el vino espumante, en burbujas de viento. No harán nada. Yo, en terminando la guerra, me marcho a Europa- porque España, ya lo sabe, aún no es Europa.”

    Diciembre de 1918- “¡Oh!..., qué lejos está el Uruguay. Afortunadamente no existe.


    Noviembre de 1918- “..Y ahora, mi gran amigo Barradas, permítame que termine. Pero antes, dígame, ¿se acuerda usted del Uruguay? ¡pobre gente aquella, y qué lejos está todo aquello! Enterrado para siempre.
    Hay que ir hacia el Norte, Barradas, Y NO HACIA EL SUR; (¡!); pero sin casarse con nadie; hay que ser internacional. “

    SOBRE NUEVA YORK
    Febrero de 1920- “..Y ahora el notición: por abril nos vamos todos a New York! Es cosa decidida, a menos que salga alguna dificultad material. esta resolución la tendría que haber tomado lo menos hace diez años.(...) Aquél es mi país. Barradas, aquella vida múltiple, gigante, maquinística, dinámica y ¡libre! Pero también es el suyo, bajo otro aspecto..”

    Abril de 1920- “ ¿sabe usted una cosa? En Nueva York aún nos comprenderán menos que en Europa. Porque ahora comienzo a conocer aquél país. Y ojalá me equivoque.”

    Setiembre de 1920- “Oiga Barradas: aquí todo es comercial. ¿Comprende bien?Y casi no hay nada más que eso(...)pero...¡nadie con arte!

    QUÉ TALCO? Es bravo no? A mucha gente no le gusta conocer estos detalles y perder el piso de los esquemas. Todo es más complejo de lo que parece.

    Seguiré con este tema. Aunque este blog se quede sin visitantes.
    Un abrazo constructivo.

    ResponderEliminar
  29. Espectacular ese intercambio epistolar... En realidad te confieso mi absoluta locura por conocer su mínimo paso por Madrid (ando buscando en prensa de la época y todo) porque fue tan corto tiempo que apenas se refleja en ningún lado. Reconozco que se ha convertido casi en obsesión...

    Gracias por esa recomendación. Me falta muuuucho por conocer en cuanto a obra SOBRE Torres García, ya que sí he tenido la suerte de leer algunos escritos SUYOS y su pensamiento sobre el arte y los niños, por ejemplo, me parece maravilloso. ¿Cuántos artistas diseñaron juguetes educativos? Claro que hay millones de horas para hablar sobre JTG. A esta altura del partido, ya podemos decir que es un artista UNIVERSAL jajaja...

    Gracias por tus generosas palabras sobre mi comentario. Prometo volver con más jajajaja (aunque este blog se quede sin más lectores). Un beso naranja

    ResponderEliminar
  30. Respuesta a comentario depositado en mi blog: ja, ja , ja ,ja (dejemos claro mi estado de ánimo y humor) mire a qué horas le vengo a contestar: la señal indica las 3.27 de la madrugada, hora en que yo me desperté por un tema laboral después de un día de ajetreado trabajo y preferí venir de discusionario por su blog que seguir elaborando soluciones a temas pendienes que resolver. Claro eso no quita que esté medio dormida, que no recuerde ya por qué fue que alborotase el avispero, que creo que tampoco se alborotó tanto, sino que fue una graciosa charla de café, sin el café ni el vino correspondiente(vuelvo a insinuar la necesidad de resolver estos temas pendientes, beberaje tiranto a torrontés por medio).
    Le aclaro que el tono de la conversación me ha superado en nivel y calidad, asi que solo me queda este sano humor, para poder seguir participando de esta tertulia.

    No se lo he dicho, pero qué linda la foto del Palacio Salvo pintado de gris, adoro la bruma y esa foto con ese fantasmal aspecto, es lo más parecido a los fantasmas que me gusta (uy!!! ahora el Fantasma de García, se puede sentir aludido y seguimos el discusionario....ja ja ja.)
    ADENDA: el recurso del ja, ja, ja lo detesto -menos que las malas palabras, jajajaj- pero por ahora es el que encuentro más adecuado para expresar que hablo en broma.
    Mis respectos y afecto sincero.

    ResponderEliminar
  31. Santi:
    siempre leo tu blog,desde que Fernando Terreno descubrió uno de mis blogs que en general son secretos;(te digo esto, porque no quiero ponerte en el compromiso de devolverme el comentario).
    Respecto al arte,( la pintura y la literatura), en los que soy prácticamente autodidacta mantengo siempre una regla: hay que separar la obra ,de la vida personal del artista,de sus dichos que no se refieran a su materia,de sus ideas políticas, etc.

    Torres García, fue, aunque se revuelva en su tumba un uruguayo típico.Conste que me gusta muchísimo su obra y he leído algunos de sus escritos.

    ¿Acaso hay algo más uruguayo que irse, despotricar contra las uruguayeses y luego volver y dar cátedra?
    ¿Acaso no es propio de uruguayos respetar más la palabra del que viene de afuera o estuvo un tiempo por ahí, que la de los vivieron o sobrevivieron siempre acá y a pesar de los pesares saben mucho pero se quedan medio en la sombra?
    Acá, el asunto de Torres, se salva porque creo que el tipo era grande de verdad artísticamente, pero mirá que hay muchos chantas que han tenido la misma suerte : ser santificados post exilio.

    Digamos que el país éste, medio desgraciado, es un buen lugar para pasar la vejez y hacerle cuentos a los indios.

    saludos

    Te escribí esto porque hace tiempo que no respeto intelectualmente ninguna autoridad y pienso lo que se me canta,cosa que significa que me he convertido una vieja loca y escéptica ,y porque a lo mejor te ayudo a simplicarte la vida :)

    ResponderEliminar
  32. Querida Marple:
    Está bien separar la obra de la vida e ideas de un artista, aunque en algunos casos es algo difícil hacerlo. En el caso de Torres, porque su obra es en sí misma la concreción de una ideología muy fuerte. No una ideología política, sino filosófica y estética. Una estética-ética, aunque plagada de contradicciones y marchas y contramarchas. Eso es lo que quise mostrar con el posteo, la complejidad del tipo, en contraposición con los esquemas que mucha gente tiene formados con respecto a él. Y es bueno saber esas cosas para mejor apreciar su obra.
    Con respecto a su uruguayez, seguramente tenés razón, esa cosa un poco cansadora de victimizarse y no encontrar poronga que le viniera bien en ningún lado es muy uruguaya, aunque su mesianismo y la convicción que tenía de su propia superioridad, son bastante catalanes.
    Yo tampoco tengo respetos intelectuales incondicionales, pero este viejo poseía muchos secretos del arte y del oficio que todavía algunos se pueden desentrañar y que se están perdiendo, porque los que estaban en el misterio, se están muriendo y parece que a nadie le importa mucho eso hoy día. Pero bueno, habrá que inventar todo de vuelta.
    Con respecto a lo de simplificar la vida, puede ser. Es que la vida es simple o compleja a cierta edad, según como estemos de los huesos al levantarnos, no por problemas estéticos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  33. Dando vueltas cai aca, y me da un poco de verguenza comentar. Pero me animo por agradecimiento a un post que estaba necesitando, y para decirte solamente que me encanto el post y el debate que le siguio.
    Yo no sé si me equivoco, pero me quedé pensando en como la busqueda de lo universal es también una caracteristica latinoamericana, ese intento de encontrar nuestro aporte y nuesra inclusion en esa tradicion. Pensé en Leopoldo Zea, en Ortega y Gasset.
    En fin, perdon por la intromision. Un saludo agradecido y sin acentos

    ResponderEliminar
  34. hola Santi. Ando por acá abajo en busca de problemáticas...tengo que hacer un trabajo y elegí a este señor. El trabajo es más o menos como inventar la rueda dos veces, pero de todos modos vine a revolver tus apuntes a ver si se me caía una idea.
    Aprovecho la visita para dejarte saludos.
    Besos a Bea.
    Que estés bien.
    :)

    ResponderEliminar
  35. El artículo publicado es bastante isustancial y pueril. No posee argumentos ni análisis genuíno; es un "divague" superficial. (...y por favor evitar los errores ortográficos).
    Diré que no entraré en materia si Torres sí, si Torres, nó. Si Universal o Catalán o ecuatoriano, ...si la maestra en la escuela... El arte es un fenómeno simple-complejo al que no se tratará de aproximar con artículos que hacen tiempo perdido el haberlos leído. Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael:
      A esta altura del partido tengo que darte la razón en todo. Sé que no vale como disculpa, pero esto nunca tuvo más pretensiones que ser un divague nada profundo y un tanto en joda, de alguien que es un tipo del montón, gustador de la pintura, para nada un filósofo del arte ni nada que se le parezca.
      Por eso cito a Reherman que sí lo es.Lamento que hayas perdido el tiempo. De todos modos no debe haber sido tanto tu valioso tiempo invertido. Con respecto a la ortografía, corro a revisar y corregir.
      Gracias por la crítica.
      Abrazo.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

RANKING

Wikio – Top Blogs