E N T R A D A S
_____________________________________________________________________________________________________________
E T I Q U E T A S


_____________________________________________________________________________________________________________

29 de julio de 2008

TRES POEMAS DE HUMBERTO MEGGET (1926-1951)

"Ahora, demasiado tarde, como siempre, sólo podemos declarar el valor de sus versos, mostrar un poema, dejar constancia del paso del joven poeta que desoímos".
Idea Vilariño, después de la muy prematura muerte de Megget.

I.
TENGO GANAS DE RISAS RAQUEL

tengo ganas de risas raquel
ganas de ir al cine a ver aquella película
ganas de ver las rosas y no ver las rosas
tengo ganás de tomar el café con leche
y beber
beber
beber
beber aquello y esto
y lo que tú das
y lo que yo ofrezco
ganas de ir y no ver aquella película
tengo ganas de ti y de aquél
pero más que de ti y de aquél
tengo ganas de coca y de raquel

II.
VA A DORMIRSE UNA LUZ


Va a dormirse una luz sobre mi frente
una luz en el cuarto este que toco
en el cuarto este de aguas que no bebo
de hojas mal impresas
y de estufas calientes.
Va a dormirse una luz
una luz que se estira en varias líneas
que no tiene
ni boca
ni estornudos
ni dedos para pies
ni pies sin dedos
sobre mis dientes mordiendo una manzana.
Va a dormirse una luz
hasta mañana.


III.
YO MI SOBRETODO VERDE

Yo mi sobretodo verde
yo mi cáscara de nuez
yo mi gota de agua
mi río
mi árbol
yo corcel galopando en una orilla
brazos del viento descansando en los árboles
me acostaré tal vez quién sabe en dónde
en el polvo o en un mosquito
para ser el grito de un cocodrilo
o las manos abrazadas al fondo de un ríoy
o en una hoja caído
en una gota de agua envuelto
para no volver nunca
puedo seguir mucho tiempo deambulando en los aires
tal vez tenga la forma invisible de un microbio
o quizá esté en el aletear del vuelo de una mosca
hay tanto
tanto espacio para volar mi cuerpo inútil
tanto manantial donde poner mis pies frágiles
tantos redondeles blancos en los ojos cerrados
que en mi inconsciente voluntad de estar, así
no estoy solo.

11 comentarios :

  1. jejeje. Soy la primera.¡Qué honor!...
    Muy bueno Megget, como todo lo que colgás aquí. Tu sensibilidad es exiquisita. Y no te estoy jodiendo, lo digo en serio.
    No conocía a Megget, no sé si por burra o porque no es conocido. Gracias por traerlo. Gracias también por tus palabras. La verdad es que no sé qué me ha costado más, si mantenerlo o conseguirlo. Ya sabés cuántos asados debimos gastar. Haciendo un largo balance, creo que ha valido la pena.

    ResponderEliminar
  2. Exiquisita no, "exquisita".

    ResponderEliminar
  3. Flaca:
    Me gustó lo de "exiquisita".
    Creo que acabo de decidir que mi sensibilidad es así, "exiquisita".
    Gracias, mi exquisitez no puede ser igual a la de cualquier otro.
    En todo caso mi exquisitez es en portugués. Je.


    PD.- Flaca: El Darno cantó textos de Megget.

    8:45 PM

    ResponderEliminar
  4. Hola Santi. No sabía que el Darno había cantado cosas suyas, y sin embargo me hizo acordar a él, a otros temas suyos propios. Qué cosa ¿no?
    Pd Qué suerte tener un blogoamigo exiquisito en su sensibilidad! Iupi:)
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias! No conocía a Megget y me han encantado estos poemas. Gracias por colgarlos. Me pongo a investigar sobre Megget ahora mismo :)
    Los poemas son una maravilla.

    ResponderEliminar
  6. Me encantó el primer poema, a la risa a su enamorada a lo cotidiano. Sos un intelectual con muuuuuchooooooooo tiempo libre, en qué biblioteca encontrastes a Megget?
    Es tan aaaaallllttttttooooooooo el nivel de la cofradía que voy a tener que ir a la biblioteca nacional aqui en madrid y pedir un pase especial.

    bss

    ResponderEliminar
  7. jo estamos encantadas!! las blogueras jejejej

    ResponderEliminar
  8. Santi:
    ¡Mirá que soy burra,eh!

    ResponderEliminar
  9. Queridas Flaca y Rafa y Marta y Vachi:
    No os desoléis pensando que nada sabéis. Es que nadie sabe nada de Megget. Publicó solamente un libro de poemas por el 45 creo. Nadie le dio mucha bola y el tipo se agarró una tuberculosis y se murió en el 51. La gente de la generación del 45 no se dio mucha cuenta del valor de sus poemas, probablemente porque su estilo era excesivamente popular y no tuvieron tiempo de conocerlo más. En algunas cosas la generación del 45 era un poco rígida e hipercrítica. Yo se lo oí nombrar a Idea hace como 25 años y no le presté mucha atención porque en aquel entonces a mí la poesía ni fu ni fa, solamente me gustaba Idea, quizá porque la conocía y me gustaba Nicolás Guillén, por el ritmo. Neruda ya me paspaba un poco.
    Recién hace 2 o 3 años volví a pensar en él por un documental que pasó TV Ciudad, donde aparecían Idea, el Darno y otros hablando de Megget. Y ahí me avivé de que la canción "Tengo ganas de Raquel", que cantaba el Darno era un texto de Megget. Y ahí escuché lo de "Dile a las nueces que se partan solas" y me mató. No se olviden de que el tipo estaba con tuberculosis. Se que soy un pesado, pero lo transcribo, aunque capaz que también lo posteo:


    Dile a las nueces que se partan solas
    No me quedan fuerzas
    Llama al médico
    Dile a las nueces que se pongan tristes
    No me quedan risas
    Llama al médico
    Dile a las nueces que no tengo verbos
    Ya no tengo verbos
    Llama al médico
    Dile a las nueces que me quieran siempre
    dile a las nueces
    llama al médico
    dile a las nueces que ahora tengo versos
    dile a las nueces que ahora tengo versos
    dile a las nueces que ahora tengo versos
    no llames al médico.

    ¿Qué talco?

    ResponderEliminar
  10. Hola Santiago! estaba buscando a Megget en la red y me encontré con tu blog nuevamente,es bueno el tipo, el poema del doctor me parece impresionante,te dejo un abrazo
    Marcos (B.I.)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

RANKING

Wikio – Top Blogs