E N T R A D A S
_____________________________________________________________________________________________________________
E T I Q U E T A S


_____________________________________________________________________________________________________________

26 de marzo de 2008

VILLA SORIANO (ahora sí)





Ya les dije que fui a Villa Soriano.
Villa Santo Domingo de Soriano.
Me dijeron que es la población más antigua de Uruguay.
De hecho, el Jueves pasado festejaron los 300 años de la fundación.

Llegamos de madrugada y nos recibió esta luna entre las ramas de un timbó gigantesco. Perfecta bienvenida a lo Cúneo.

Me fascinó la belleza del río. Y me gustó la paz que se respira.


Me encantó ese muelle de madera que se mete muy adentro del agua rodeado de camalotes y juncos.


Y botes fantasmales que parecen no moverse nunca, apretados por los camalotes.



Y una o dos casas espectrales llenas de no sé bien qué.



Pero empecé despacito a recorrer el camino de la decepción.
Es que uno tuvo, tiene, una romántica, burguesa y un poco esnob fantasía con las cosas viejas. De hecho amo los herrajes oxidados y las paredes descascaradas y me imagino historias de humanas miserias y glorias pasadas entre esos muros. En muchos lados mantienen y restauran esas construcciones. A uno le gusta engañarse un poco con esas cosas, con esas escenografías que reviven un poco modos de vida olvidados y pasiones que uno se imagina fuertes y oscuras, con el encanto de lo que no puede volver y no se sabe bien cómo fue. Por eso uno se deja hechizar por Colonia del Sacramento, aunque supone que muchas de las restauraciones son un poco truchas. Lo mismo me pasó en Anhatomirim y en Santo Antonio de Lisboa en Brasil. Cuando veo fotos de lo que realmente había antes de la reconstrucción, concluyo que no había casi nada y que arqueólogos y arquitectos hicieron lo que pudieron a fuerza de material iconográfico, textos, planos y mucha imaginación.
Quiero decir con esto, que a uno le gusta lo ruinoso, pero también que nos vistan la historia con cierto grado de presentabilidad. Y aquí en la Villa, lo que hay no es deterioro ni restauraciones fantasiosas.

Lo que hay es destrucción lisa y llana. Y una asombrosa indiferencia.


Y corrupción administrativa.
Y olvido total por parte de las autoridades.
Y no hay un sentido de comunidad. Todos quieren irse a Montevideo o a Mercedes. Los que no quieren irse, quieren sobrevivir como siempre de la pesca y de los empleos municipales fruto del clientelismo político y que nadie los moleste. No les importa nada, y menos esos ladrillos vetustos. De pronto tienen razón…Por eso, porque no quieren el turismo, es que dejan que todo se destruya hasta ser irrecuperable. Es un dilema. Probablemente el turismo acabaría afectando el clima de aldea intemporal del lugar. Pero si a la Villa no llega el turismo, en pocos años será solamente un recuerdo, un muelle enclavado en un río hermosísimo, rodeado de escombros irreconocibles. Muchos materiales de predios históricos ya han sido usados por funcionarios de la municipalidad para hacerse sus propias casas. Eso pasó con el 80% de las ruinas de la casa del General Galarza.
Este ensañamiento con la casa de Galarza puede deberse a que aquí la administración es blanca y Galarza fue un general colorado, bastante sanguinario. Mezquindad pura. Imbecilidad política.

Al único que parece importarle el pueblo y su supervivencia, es al Orejano, viejo hippie, artesano, peñarolense, medio tupamaro, compañero de pesca de Tabaré Vázquez. El único verdadero personaje del lugar. Pero él no es de ahí. Es de Maldonado y vino a la Villa hace 20 años. El Orejano es bastante histriónico, y pasa el día sentado en su silla de ruedas frente a su puesto de artesanías, (el único puesto) Al Orejano le cortaron una pierna. Es diabético.

Es el personaje que recibe y guía a los argentinos que ocasionalmente bajan de algún yate y les cuenta las historias del pueblo a las que adorna un poco. El Orejano tiene locos a los políticos y a las autoridades locales con pedidos y reclamaciones y explica que fue el primero en hacer una huelga de hambre en el interior. Tomó la iglesia y se instaló con su mate y no comió hasta que le construyeron la casa que por ley le correspondía por ser inválido e indigente. También se encadenó a un banco de la plaza hasta que logró que lo transportaran en ambulancia a Mercedes cuando debió ser amputado. Y está lleno de proyectos interesantes para el pueblo, que nunca dejarán de ser proyectos.
Resumiendo: El Orejano es el único personaje interesante de la Villa, lleno de vida e historias, un poco fantaseador, consciente de su encanto y sabedor de los detalles de los increíbles casos de corrupción política del lugar.
Sin el Orejano, la Villa sería mucho más aburrida.


Lo mejor conservado del pueblo es la iglesia.
y es muy emocionante el descenso de Cristo de la cruz, que se realiza el viernes santo. Tienen un Cristo articulado hecho por los indios de las misiones jesuíticas. Tiene barba y pelo natural. La ceremonia es muy fuerte, hasta para los que no somos creyentes.

Por lo demás, este pueblo está sembrado de taperas y agoniza a ojos vistas.




Y en sus calles nunca hay un alma, a ninguna hora.



Bueno, pero pasamos cuatro días en una cabañita a orillas del río, recostados a los juncales y al muelle, comimos patí, boga, vieja del agua y terminamos con una tremenda orgía de carpincho a las brasas regado con caipirinha y un malbec y un cabernet sauvignon proporcionados por una pareja de navegantes argentinos que participaron de la reunión a orillas del río con nosotros y el Orejano.
Interesante pareja los argentinos. Carlos es violoncellista del Teatro Colón y Vicky es psicóloga. Hicieron una ya famosa travesía a las Malvinas, solos en su velerito.
Y SI QUIEREN VER TODAS LAS FOTOS DE VILLA SORIANO ENTREN AQUÍ:

30 comentarios :

  1. Qué querés que te diga, Santi?
    Sigo puteando a la cigüeña que me trajo para acá...

    ResponderEliminar
  2. Tanto las fotos como las descripciones son tan precisas y amenas que me ahorraste un viaje.
    Por si no se notó eso fue un elogio. Por otra parte nuestro país está lleno de villas Soriano y cuando las autoridades las atienden !Alerta roja! Se viene el turismo masificado y ruidoso...

    ResponderEliminar
  3. Bueno, las fotos me encantaron; no publico las míaspara no empañar las tuyas. No, en serio, como siempre, impresionantes.
    Hablando en serio,espero que hayas descansado allí. La historia de villa Soriano es la de tantos pueblos del interior, donde los jóvenes lo único que quieren es venirse a Montevideo.
    El río es muy lindo.Ya sabés que a mí me gusta el agua. Todos los Turismos añoro aquellos en los que mateábamos mirando el cerro del Toro y después nos empachábamos de mejillones.Ya sé, nada es eterno. también sé que la felicidad es eterna mientras dura, después pasó.

    ResponderEliminar
  4. En mi caso, más que ahorrarme un viaje, me han entrado ganas de hacerlo.
    Y de conocer a Orellano.
    Fantástica guía.

    Luis

    ResponderEliminar
  5. Espectaculares las fotos!!!
    A mí me encanta la fotografía (eso sí, toco de oído, o mejor dicho, de ojo) pero al escanearlas para colgarlas me quedan feúchas... No he ingresado en la era digital aún, sigo con mi Nikon reflex todita manual pero divina ella!

    ResponderEliminar
  6. Excelentes las fotos, sobre todo las del principio. Después te hizo demasiado sol. Digo, hubiera estado bueno un poco menos de luz para ilustrar la decepción. Una verdadera patada en los huevos a la mediocridad y la dejadez nacional, el relato.

    ResponderEliminar
  7. Opiti! Un goce las fotos. Vo, sos terrible fotógrafo! El árbol entristecido y avergonzado ante el abandono de este pueblo mete parte de su cabeza en el agua? Te aclaro que igual a mi me gustaron tanto tanto las fotos que me dieron ganas de ir... Ese pasillo verde tipo matrix, esos botes, el muelle ! Pará! Si lo que vos mostrás es real, todavía queda algo ahí, algo por lo que pelear, a contracorriente. Un besote

    ResponderEliminar
  8. Qué buenas fotos! Yo intento hacer esos encuadres cuando ando con mi cámara, pero no hay caso, no me salen.

    Qué cosa esto de dejar que las cosas se derrumben, que se arruinen... si no es para atraer turistas es como que no vale la pena el esfuerzo.

    Me acuerdo de una ciudad de... eh, Europa Oriental pero no me acuerdo bien donde... mirabas las fotos y pensabas que por lo menos los habían bombardeado por meses, y sin embargo se trataba de que habían empezado a demoler edificios para remodelarlos o reconstruir, y después fueron quedando... y nunca más, quedaron las ruinas nomás. Y pensar que existen ciudades que tienen miles de años, y no están tan destruidas... cuestión de cabezas.

    Ahora no me acuerdo bien donde vi esas fotos, pero ya me acordaré.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. las primeras fotos parecen sacadas de una película de d. lynch

    hablando de eso, ¿quién puede encontrar las afinidades entre las películas de lynch, sus fotos, y sus cuadros?

    nadie?

    ResponderEliminar
  10. Santi, leí con atención todo el relato. Es muy interesante, sobre todo secuenciado por las imágenes. La realidad es dura al ver que cosas así se van diluyendo sin que nadie haga nada.

    Un saludo
    desde México.

    ResponderEliminar
  11. Santi, leí con atención todo el relato. Es muy interesante, sobre todo secuenciado por las imágenes. La realidad es dura al ver que cosas así se van diluyendo sin que nadie haga nada.

    P.D. Yo también ( será por la edad, o será que ahora nos encontramos en el punto intermedio entre lo que las cosas fueron y lo que son) soy muy aficionado a los pueblos, a las construcciones antíguas, con historia; a los portones viejos, a las ventanas de herreria, a las haciendas viejas, a la plática del pasado.
    Un saludo
    Un saludo
    desde México.

    ResponderEliminar
  12. Bueno Fantasma... Qué honor me hace usté. Andaáaa!!Comparar mis fotitos con Lynch... Ese tipo me marea visualmente. No conozco los cuadros. Me parece un genio total por lo poco que vi de sus películas. Acá están estrenando Imperio, del que yo me bajé algunas partes y me paso mirando como un pelotudo los conejos esos que me fascinan no sé pòr qué y siempre creo que le voy a encontrar la punta al ovillo, que estoy a punto de encontrarle el mango al tipo, y nada, juega con uno y con el lenguaje como se le canta.
    Con respecto a mis fotos son bastante convencionales y postálicas, pero es lo que hay. Lo que tengo sí, es una serie de botes sacados de noche con infrarrojo y flash regulado al mango que quedaron bastante fantasmagóricas e interesantes. las voy a poner en el blog de fotos en estos días.

    ResponderEliminar
  13. Querido Vuelvo al Sur:

    Sí, a veces pienso que me gustan esas cosas por viejo y que a los mozuelos que andan por estos blogs ni fu ni fa lo de las cosas viejas. Y lo de la plática del pasado, eso sí que lo perdemos de a poco. La morosidad en las descripciones, lo pintoresco en el lenguaje, eso un poco barroco de la lengua española, hoy día aburre. La estética holliwoodense hiperactiva, lineal, maniquea y esquemática está dominando nuestras cabezas. ¿A quién no le parecen un poco lentas hoy las películas francesas? Antes no nos lo parecían. Imaginate entonces estar horas mirando las manchas en una pared descascarada o escuchando escurrirse a un río entre los camalotes. Uno parece un pelotudo haciendo eso hoy día. y de pronto lo es...

    ResponderEliminar
  14. JUAN PASCUALERO:

    Te ahorré un viaje las pelotas. Estoy seguro que en cualquier momento agarrás tu casa flotante y te vas para allá a pescar dorados...
    Si iba Tabaré, por qué no vas a ir vos.

    ResponderEliminar
  15. La gran puta Ross, no sólo me destripás mis intentos literarios sino que me interpretás las fotitos.
    ¿No serás una psicóloga frustrada vos?¿Y freudiana para peor?

    ResponderEliminar
  16. Querida LARA:

    Gracias por pasar. Y sacá muchas fotos. Aprovechá la era digital, que nos permite sacar miles sin gastar mucho y elegir la menos peores.

    ResponderEliminar
  17. LUDWIG:
    Gracias por pasar.
    El Orejano te está esperando. No es Orellano, es así, Orejano con J, y aquí esa palabra se usa para nombrar al ganado sin marca, que no pertenece a nadie y que anda suelto por el campo. Por extensión se dice de las personas que no se casan con nadie, que son indomables y de principios firmes.

    ResponderEliminar
  18. ANDREA:
    Claro, que viva, si tenés una Nikon no hay cámara digital que te convenza. Pero hay unas Nikon digitales toditas manuales que te servirían. No es mi culpa que salgan 5000 verdes...
    Y comprate un escáner como la gente.

    ResponderEliminar
  19. FLACA:
    No seas así Flaquita. Siempre mimoseando para que uno te diga que sos una genia. Publicá tus fotos de Colonia. Están GENIALES.

    Gente: Las fotos de la Flaca, las que sacó en Colonia están BUENÍSIMAS. QUE LAS CUELGUE YA!!!!

    ResponderEliminar
  20. Que viaje!!! lo que daria por estar ahi, yo que no conozco la mitada de este pais...
    Lo increible es ver como la mrentalidad del uruguayo no cambia mas y todavia no acepta esa idea de comunidad que nos relatas ,es una lastima que Villa Soriano pudiera desaparecer por la falta de cabeza y corrupcion de los mismos de siempre, es aca cuando me pongo cabron con este pais de retrogrados y viejos que no saben apreciar lo que tienen y que SIGUEN REPITIENDO LA MISMA HISTORIA DE ESTE PAIS!!, parece que cuando cambiemos la mentalidad como pueblo (y me revuelvo las tripas al decir esto) podriamos resolver esto...el problema es que ya vamos a estar viejos nosotros...

    Las fotos SIN PALABRAS, me quedo la luna de Cuneo, es un viaje mismo, parece una luna de mi imaginacion, las casas "espectrales" y los botes ahi, como flotando en su cementerio liquido, realmente increibles...

    Ah, cerca de casa tomaste unas fotos, de un viejo bar en la calle Santa Lucia, tenes algun dat o o referencia?, me interesa especialmente saber que significa el escudo o bandera...agradezco algun dato, gajes del oficio, soy estudiante de historia por si no lo comente antes...un abrazo y gracias por las fotos...

    ResponderEliminar
  21. Ah! adhiero al comentario de Juan Pascualero, aunque no habria que permitir que eso desapareciera...

    y tambien adhiero a los comentarios del Fantasma!!!

    ResponderEliminar
  22. Mojada de oreja:

    yo no creo que sea asi como discutis santi con vuelvo al sur, yo pasaria horas con amigos mirando esas manchas mientras tomo unos vinos y se hace la ronda de humo dulce para los que gustan (yo paso), ademas en mi caso es sumamente creativo, y de paso puede ser mas copado que conversar con un monton de gente que anda apestando la tierra por ahi, lamentablemente es una cuestion de sensibilida que los mas chicos hoy no traen; pero com van a poder si son consecuencia de un cada vez mas grave deterioro socio/economico/cultural que los envuelve, fijate que ya no saben escribir o hablar con soltura y facilidad y desconocen infinidad de palabras que para mi y para muchos de nosotros son clarisimas... en fin...parece que no solo los pueblos van desapareciendo...

    ResponderEliminar
  23. Sí, claro, ya mismo me voy a comprar la Nikon digital y el escáner, cómo no, porque si hay miseria, que no se note, que una será pobre, pero docente!!!!
    Jijiji...

    ResponderEliminar
  24. Santi: Con almas en las calle o sin ellas, con fotos, muelles, botes, viejas del agua o lo que sea, esto es Uruguay y por más que Andrea reniegue con la cigüeña, tenemos cosas, detalles quizás, que nos hacen únicos. Y no exagero. Como le dige a Andrea en su blog, es el único lugar de América que te quedás a dormir en plena ruta y al otro día amanecés vivo y con todo.
    Tus fotos, son fantásticas che. No pensaste en trabajar en alguna promotora de lugares, esas que te muestran la fotito y vos decís, fah qué pedazo de lugar y cuando vas, te querés matar porque la cascada que te mostraron era un hilito que apenas corría?

    Bueno che, te dejo un abrazo enorme y aprovecho para decirte que sigo leyendo a tu viejo y como ya sabés, me parece increíble.

    Nos estamos viendo!!

    Sil

    ResponderEliminar
  25. En mi habitan varias vocaciones y por lo tanto, frustraciones. Una puede ser la de la psicóloga frustrada freudiana y psicótica, que sale los domingos de tarde a destripar fotos y poemas. De lunes a sábados trabaja como un ser normal, tratando de que no se le note mucho...Touché! Besos

    ResponderEliminar
  26. Vos siempre alentándome. Y eso que sabés que yo te sigo, ¿eh? Mirá si ahora que no hay que gastar en rollos ni en revelado, se me da por seguirte la parranda como siempre y salir por el mundo a sacar fotos.¡No jodas!... Si publico alguna foto va a ser para que resplandezcan más las tuyas.

    ResponderEliminar
  27. Sil:

    Es muy gracioso lo que decís, porque a mí lo del hilito de agua me pasó tal cual. Yo trato de no mentir con las fotos, pero no puedo con mi condición de amante de las artes plásticas ni mi tendencia un poco arcaica a lo puro "visual" y entonces uno mejora las cosas. Es que las fotos no son una representación de la realidad, son la representación de una mirada.

    ResponderEliminar
  28. Querida Ross:

    Mirá que estoy jugando. Ya sabés como es esto.

    La Flaca es una boba. Tiene la fotos más lindas de Colonia y no las quiere compartir.

    ResponderEliminar
  29. CHE TE FALTO DE VILLA SORIAN LA CASA DE LAS MASCARAS..NO LA VISTE

    ResponderEliminar
  30. Y sí Juan Pedro, me faltó. No es que no la viera, pasaba todos los días por la esquina. Es que digamos que no me gustaba mucho, jeje, aunque podía haberle sacado fotos como documento. Abrazo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

RANKING

Wikio – Top Blogs