E N T R A D A S
_____________________________________________________________________________________________________________
E T I Q U E T A S


_____________________________________________________________________________________________________________

3 de junio de 2010

RETORNO DE LOS PLAGIOS

William Burroughs

Puse “retorno” porque este es un tema ya tocado aquí por la barra brava de la Cofradía. Cofradía a la que extrañamos mucho, porque fue expresión de un momento no muy lejano en que todos teníamos tiempo para jugar.

Me impulsa a este posteo la última entrada de GOLIARDO, en la que cuelga lo que él llama un “refrito” de un “plagio” que había subido en su oportunidad al blog de la Cofradía.

También me impulsa el dejar rápidamente en el olvido y en las brumas del pasado a ese poemita del “agujero” , ahí abajo, que me parece que no le cayó muy bien al público (4 o 5 amigos) y a la crítica bloguera, (los mismos 4 o 5) y como no quiero a mi vez caer en la cobardía de eliminarlo, prefiero hacerme el pelotudo y postear algo nuevo con la esperanza de que se olviden  rápidamente de él.

Y viste lo que son las casualidades, porque cuando Goliardo sacó a relucir el tema yo había estado pensando en eso, en qué al pedo que es todo, en que ya todo está escrito, que estamos en el S.XXI, en lo difícil que es encontrar una forma personal de expresar cosas, de que para qué si ya todos dijeron todo, pensaba también en aquel cuento de Cortázar en que el mundo termina ahogado por toneladas de papel impreso (no podía Don Julio imaginarse que en realidad al papel se le iban a sumar billones de billones de megabytes subidos a los blogs) y además está ese asunto de Adorno diciendo que después de Auswitch estaba prohibido escribir poesía. Porque qué mierda se puede escribir después de eso. Y quien dice poesía dice prosa, porque si le vamos a dar bola a Keruac, en la poesía uno escribe poesía, pero en la prosa escribe párrafos, y cada párrafo es un poema.

Y bueno, siguiendo con las casualidades, justo, pero justo en ese momento, en una de esas revistas que sigo aparece este artículo del viejo William Burroughs. Y me viene como anillo al dedo, porque uno no es nadie, como decía Wimpi, entonces para que les voy a llenar las pelotas con mis reflexiones si uno que sí fue alguien lo ha dicho mucho mejor que lo que yo podría hacerlo. A no ser…A no ser que yo lo plagiara. Pero mejor dejar hablar a los que saben en sus “propias palabras”:

(Sí, esto va a ser largo, pero ya me tienen podrido con el asunto de que en los blogs las cosas tienen que ser cortitas. Esto no es Facebook.  El que no tenga tiempo o paciencia, que se joda. Ya sé que podría recomendarles leer esto en la revista, ahí nomás, a la izquierda, pero como a veces no les dan las pelotas para hacer un clic de ratón, lo pongo acá)



Ahí va lo de Burroughs:

"Los escritores trabajan con palabras y voces, como los pintores trabajan con colores. ¿De dónde vienen esas palabras y esas voces? Muchas fuentes: conversaciones escuchadas y oídas al vuelo, películas y radio, periódicos, revistas, sí: y otros escritores. Una frase llega a la cabeza desde una vieja historia del oeste leída años atrás en una revista de segunda, no puedo recordar dónde o cuándo: “Él la miró tratando de leer su mente pero sus ojos eran viejos, sin subterfugios, ilegibles”. Ésta es una que levanté.
La secuencia del Funcionario del Condado en Almuerzo desnudo viene del contacto con el Funcionario del Condado en Cold Spring, Texas. Es de hecho una elaboración de su monólogo que en aquél momento me parecía meramente aburrido, porque todavía no sabía que yo era un escritor. De cualquier modo, no hubiera habido ningún funcionario del condado si me hubiera quedado con el culo sentado, esperando por “mis verdaderas propias palabras”.
Todos nos hemos encontrado alguna vez con el publicista que va a salir de la dura rutina, encerrarse en una cabina y escribir la Gran Novela Americana. Siempre le digo: “no cortes tu suministro B.J.: podrías necesitarlo”.
Muchas veces me he quedado estancado en una línea de la historia sin poder ver adónde iría desde ahí. Luego alguien cae por casa y me cuenta de un pez en Brasil que sólo se alimenta de frutas. Saqué un capítulo entero de esto.
O comprar un libro para leer en el avión y que ahí esté la respuesta; y que ahí haya una frase buena también: “voces dulcemente inhumanas”. Tuve un sueño con esas voces antes de leer El gran salto de Leigh Brackett y encontrar esa frase.
Miren el bigote surrealista de Mona Lisa. ¿Sólo una broma tonta? Piensen adónde puede llevar esa broma. He estado trabajando con Malcon McNeill por cinco años en un libro titulado Ah Pook is here. Usamos la misma idea: Hieronymus Bosch como fondo de escenas, y personajes tomados de los códices mayas y transformados en símiles modernos. Esa cara en el Códice Maya de Dresde sería en esta escena la camarera y podíamos usar el Dios Buitre sobre ella. El Bosco, Miguel Ángel, Renoir, Monet, Picasso, no robaron nada, en apariencia. ¿Quieres alguna luz sobre tu escena? Róbala de Manet. ¿Quieres un telón de fondo de los años 30? Usa Hooper.
Lo mismo se aplica a la escritura. Joseph Conrad hizo una soberbia descripción de paisajes de selvas, agua, clima ¿por qué no usarlos tal cual, palabra por palabra, como escenario de una novela que se sitúe en el trópico? Continuidad por Fulano de tal, descripción y escenario fílmico de Conrad. Y por supuesto que podemos secuestrar algunos personajes más y ponerlos en un escenario diferente. La amplia gama de pintura, escritos, música y films son tuyos: para usar. Toma el monólogo de Molly Bloom y dáselo a tu heroína. De cualquier modo, ocurre todo el tiempo. Cuántas veces hemos tenido a Romeo y Julieta prestándonos su servicio. Y Calille ganó 40 millones en Los jóvenes amantes. Entonces, déjalo aflorar abiertamente y roba con libertad.

Mi primera aplicación de este principio fue en Almuerzo Desnudo.
El encuentro entre Carl Peterson y el doctor Benway está modelado sobre el encuentro entre Razumov y el Consejero Mikulin en Bajo la mirada de occidente de Conrad. Seguramente no hay semejanza entre Benway y Mikulin, pero la forma del encuentro, la treta de Mikulin de las oraciones incompletas, su método elíptico y la conclusión del encuentro son definitiva y conscientemente usadas.
En su momento no alcancé a ver las miles de implicaciones.
Brion Gysin llevó el proceso más lejos en una escena inédita de su novela El Proceso. Tomó a la letra un tramo de diálogo de una novela de ciencia ficción y lo usó en una escena similar. (La novela de ciencia ficción, como corresponde, trataba sobre un científico loco que inventó un agujero negro en el que desapareció). Confieso que quedé algo shockeado por tan evidente y rastreable plagio. No había abandonado completamente el fetiche de la originalidad aunque, desde luego, el sublime concepto global de robo total está implícito en los cuts ups y en el montaje.
Había estado condicionado por la idea de palabras como propiedad -las “verdaderas propias palabras”- y, en consecuencia, por una profunda repugnancia por el pecado negro del plagio. La originalidad era la gran virtud. Recuerdo un chico que fue descubierto copiando un ensayo de un artículo de periódico y este horrible caso discutido en susurros … Por primera vez la oscura palabra plagio.
¿Por qué en una obra de Jack London un escritor se mata cuando descubre que sin saberlo había plagiado el trabajo de otro escritor?: No tenía el coraje de ser un escritor.
Por suerte estoy hecho de un material más duro o, al menos, más adaptable.
Brion me hizo notar que yo había estado robando por años. “¿De dónde viene esto… “Ojos, viejos, sin subterfugios, ilegibles”? ¿Y esto… “inflexible autoridad”? ¿Y esto … “ manera artística, no principios”?¿Y esto? … ¿Y esto?… ¿ Y esto?. . . “ Me miró implacable”
¿Vous etes un voleur honteux . . . un ladrón secreto?
Entonces tracemos un manifiesto.
Les Voleurs
Fuera lo privado en museos, bibliotecas, monumentos arquitectónicos, salas de conciertos, librerías, estudios de grabación y de cine de todo el mundo.
Todo pertenece al inspirado y dedicado ladrón.
Todos los artistas de la historia, desde los pintores de las cuevas hasta Picasso, todos los poetas y escritores, los músicos y arquitectos ofrecen sus productos, presionando al ladrón como vendedores callejeros.

Le suplican desde sus aburridas mentes de niños de escuela, desde la prisión de la veneración acrítica, desde museos muertos y polvorientos archivos. Las esculturas extenderán sus brazos de mármol para recibir la vivificante transfusión de carne y las extremidades separadas injertadas en Mister América.
Mais le voleur n’ est pas pressé –el ladrón no tiene prisa. Antes de otorgar el honor supremo y bendito del robo, debe asegurarse de la calidad de la mercancía y de la adaptabilidad para su fin.
Palabras, colores, luces, sonidos, piedra, madera, bronce, pertenecen al artista vivo. Pertenecen a cualquiera que pueda usarlo. ¡Saquea el Louvre! A bas l’ originalité, el estéril y aseverativo yo que aprisiona lo que crea. Vive le vol , puro, desvergonzado, total. No somos responsables. Roba todo lo que esté a tiro."
 
Nota: el siguiente artículo apareció en The Adding Machine (Collected Essays), John Calder Edit., London, 1985.
Traducción: Milita Molina

Levantado por El Santi de la revista:  La Periódica-Edición Dominical.

14 comentarios :

  1. Es así, pero yo le quitaría lo peyorativo. Nada de lo que pudiéramos escribir es en realidad creación, todo está ya en alguna parte. Somos responsables sí de la coherencia total que en definitiva es lo que constituye la obra. En fin...

    ResponderEliminar
  2. Vuelvo más tarde a leer los plagios, ahora salgo volando a laburar.

    No me pareció malo tu poema, al contrario, y mi primer comentario fue sincero.

    y, a propósito de esto, que todo está escrito es cierto, todos los temas ya están escritos. Lo importante creo que no está en el qué, sino en el cómo.Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Cosnte que me gusta casi por igual la prosa que la poesía, y que a pesar de lo dicho, ahora justo no puedo pararme a leer, pero espero en mi noche de viernes bendito poder sentarme plácidamente con mi portátil sobre las rodillas y leer a Goliardo que tengo pendiente su refrito, y a William Burroughs.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Me parece que hay un tema de sustancia de fondo. Uno puede tener referencias, recoger el legado de una cantidad de escritores, aprender y aprehender, pero el buen escritor se define por una naturaleza que está más allá de la construcción, de la fabricación del verso o de la escena. Hay una realidad y necesidad interior de trasuntar un mundo o configuración subjetiva (acomodación, desestructuración, resignificación) de los signos
    que responde únicamente al panorama personal. Juan Larrea habló de Vallejo como un escritor homo sapiens, diferenciándolo del homo faber. Tiene que ver con una vocación interior y con una necesidad y una visión universalista que está muy lejos de esa intención de armar una pieza literaria sea como sea, con la maestría del cuerpo y no la del espíritu como supo decir Basso Maglio.
    Pd: Santi, pudiste leer el mail que te escribí?

    ResponderEliminar
  6. Estoy fascinada con este post.
    Es como si el Santi hubiera encontrado el santo¿? patrono de La Cofradía.
    Si yo fuera diseñadora haría una "estampita"
    De un lado estaría esa foto de B con una leyenda: "San Burrowghs- Patrono de la cofradía des voleurs"
    Del otro , el manifiesto.
    Es otra idea que se me ocurre para agrandar el negocio de los batiks y teñidos que vamos a poner cuando se jubile la Flaca, si Bea se decide a desprenderse de la plancha por amor:)

    No entiendo por qué se pusieron todos tan serios... por ejemplo, vos, Juan Pascualero, que hiciste un robo maravilloso de las rimas de Bécquer.

    Conste que patento la idea de colocar a Sade en el boliche de la Duvija!!!

    Demoré en comentar porque me puse a leer "El almuerzo desnudo" de Burroughs. Desde el comienzo este tipo avisa que puede ser no apto para estómagos sensibles.
    Para eso está el "Omeprazol", no? ya que de drogas trata el libro.

    Totalmente de acuerdo :
    perdamos el fetiche de la originalidad y empecemos con los plagios de nuevo,sin miedo, ya tenemos santo protector.

    ResponderEliminar
  7. Siento un gran alivio. Es como si esto me diera un permiso con pocas restricciones (sólo la de que lo que hagamos con el robo justifique -para cada uno- la apropiación, aunque sea para coleccionarlo...)

    En lo que no había reparado hasta ahora es en ese pariente del autor de la entrada, El Bosco, cuya descendencia anda por allí continuando con la herencia artística familiar...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. JUAN:
    No entendí lo de peyorativo.

    FLACA:
    Yo no dije que te pareciera malo el poemita. Dije que sabía que no te iba a gustar lo que dice, no cómo lo dice, porque no sos una tipa de agujeros, sos una tipa con voluntad de luz. (No sean malos, no se tomen esto de los agujeros y la Flaca para la chacota.)

    CARMEN:
    Sí, pasate de vuelta por aquí a leer lo de Burroughs.
    Me gustaría saber tu opinión.
    A mí me parece que no es tan así la cosa, lo puse más que nada para provocar, para ver qué piensan ustedes.

    JUANPA:
    Y sí, yo creo que el Burroughs mezcla las cosas un poco. Y compara lo incomparable. Una cosa es meter un diálogo escuchado en un boliche adentro de una narración, como un elemento más, como un "objet trouvé" o hacer lo que hizo Picasso con Velázquez que afanarle el estilo a un tipo o frases exactas porque te gustaron. Es cierto que se puede hacer collages de cosas de otros y dar algo nuevo, pero también es cierto que en la postura de Burroughs hay un poco de ese utilitarismo sajón, que termina dando a luz a tantos Dan Brown. Yo creo que este texto es una provocación más de un divo literario que se siente más allá de todo.
    Sí, leí tu mail y ya te lo contesté.

    MARPLE:
    Sabía que te iba a gustar esto. No te olvides que la más fuerte promotora de los plagios en la Cofradía fuiste vos.
    Pero reconocerás que casi nadie colgó un verdadero plagio aquella vez. O fueron cosas "a la manera de" o historias de otros "a la manera de uno". Nadie se copió un capítulo entero de Rayuela.
    Bueno, estaría lindo seguir hablando de esto.

    ResponderEliminar
  9. FERNANDO:

    Vio? Quedamos autorizados a afanar.
    Estoy a la espera de sus transcripciones literales de Borges.

    ¿A qué Bosco se refiere usted, al Tata o a Hyerónimus?

    ResponderEliminar
  10. Mirá Santi:
    tal vez esté equivocada,porque estoy deslumbrada con este tipo, pero me voy tomar el trabajo de leer ese ejemplo de su capítulo de "El almuerzo desnudo" y el del libro de Conrad. Después te digo.
    Para mí no es el alarde de un divo,( hay, sí, mucha ironía), es la constatación de algo que pasa en la literatura y que sólo tipos de mucha lectura o cultura pueden detectar.
    Borges dice que sólo hay cuatro grandes temas y todo lo que se ha escrito son variaciones de esos 4 temas.
    Sí, es cierto, soy entusiasta de los plagios porque me encantan las bromas y las transgresiones a la solemnidad, pero el tema de los cuentos similares lo saqué del blog de Fernando:)quien a su vez lo había encontrado en el blog de Jorge Aloy (creo).
    ¿Acaso Joyce no hizo la tal novela revolucionaria del siglo XX siguiendo la trama de La Odisea?

    Ay, me da tanta rabia,que te salvás de unas piñas porque no estamos cara a cara.

    PD)estoy segura que nombraste a Dan Brown para que me enojara, nada más. Ese tipo fue acusado judicialmente por "copia" diría yo.

    ResponderEliminar
  11. http://www.elplagio.com/Plagio/3.3.Plagiarios_ilustres.html

    ResponderEliminar
  12. MI ESTIMADO SANTI:
    recién leí el comentario del post anterior sobre mi luminosidad. Gracias, creo que después de haber derramado mi luz durante un año, más o menos, sobre tus escritos merecía ese título.
    Me siento com la higuera de Juana de América: "hoy a mí me dijeron hermosa"
    Pero... vivimos en Uruguay y llegó la época de ahorro de energía para bien de todos.
    Sorry por todas las burraowgdas sobre sobre Burrowgs, es que no había leído que gasto demasiada luz.
    un abrazo muy luminoso.

    ResponderEliminar
  13. Sublime, Santi, ahora resulta que yo pensaba que había leído a Burroughs, y estaba leyendo a otros tipos ¡Qué grande el viejo Bull Lee! A él, a su vez, lo usó Kerouac, después de todo, bonita forma de plagio usar al personaje real.
    Este manifiesto me dió la inyección prometida (metáfora adecuada, si de los viejos beatnicks se trata), y ando revolviendo la biblioteca y la memoria para urdir algún plagio que alimente a la querida Cofradía.
    ¡A plagiar palabras (o colores, o sonidos), que aunque uno se las lleve, siguen quedando en su lugar original. menos mal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Pues por fin consigo pasarme. Ni dejando de escribir y de pensar,creo que no por este orden, saco tiempo para leer...
    El caso es que yo creo que el plagio es algo que no puede en modo alguno satisfacer la necesidad de crear. Es cierto que uno puede captar una idea a través de un texto ya escrito, y a partir de ahí transformarlo en propio sin mediar plagio alguno, o dibujar a la Gioconda con total originalidad. La cuestión es saberse tan único como todos los demás, para no caer en la tentación que cayó el escritor de la obra de Jack London.
    Se ha demostrado que algunos monos de un hemisferio del planeta han desarrollado capacidades, al mismo tiempo que lo hacían igualmente en el otro hemisferio. A esto no se le llama plagio, recibe otro nombre que no recuerdo, pero los humanos tenemos esa costumbre de privatizarlo todo. Y bueno, como suele ocurrirme con tu blog, los comentarios son muy suculentos. Creo que si le quitas lo peyorativo al artículo, no queda nada. Y creo también como la Flaca que todo está dicho, aunque cada uno lo descubre a su tiempo y con sus propias palabras.
    Un placer.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

RANKING

Wikio – Top Blogs