E N T R A D A S
_____________________________________________________________________________________________________________
E T I Q U E T A S


_____________________________________________________________________________________________________________

14 de julio de 2008

EN LA REPOSERA



Sí veinte días loco veinte días, sabés cuánto hacía que no me tomaba unas vacaciones tres años loco tres años y dale que va todos los días seis de la mañana para estar a las siete y media y abrir y bancarme todo, los empleados los clientes los pedidos atrasados y no podés cerrar nunca viste porque si no se te van con la competencia y la cosa está jodida todo re-quieto y aquella dale que dale todos los días que no puede ser que te matés trabajando para nada y que yo también quiero una temporada como la gente en Punta y los chiquilines que se pasan metidos acá y que después se van a lo de tu hermana en Atlántida pero siempre me está echando en cara que le molestan, yo creo que lo merecemos y que me lo merezco porque para qué me sirve la plata que ganás y bueno vos viste que aquella tiene berretines que yo no tengo a mí dame un ranchito en Valizas y para mí está bien mientras tenga parrillero y un árbol pero aquella no, aquella tiene berretines y entonces me dije está bien vamos a conformar a todo el mundo y bueno alquilé la casita en Punta que para mí está bien porque no es ostentosa y aquella se va al casino o a pasear por Gorlero y los chiquilines se van a las maquinitas y se hacen amigos de hijos de gente bien mientras yo cumplo con mi sueño de estar panza arriba con una cervecita bien fría y que nadie me rompa las pelotas tirado acá en la reposera al costado del parrillero debajo de esta acacia un asadito de vez en cuando y vamo arriba pero perdoname que te escriba este mail así medio de apuro y desordenado pero se lo tenía que contar a alguien que al final decidí tomarme estos veinte días y todo bien que la empresa se vaya a la mierda y bueno me vine al cíber a escribirte y estas vacaciones no me las saca nadie estas vacaciones no me las jode nadie pero que te cuento que al tercer día che al tercero estoy así sentado en la reposera, aquella había salido hacía una hora y los guachos ni idea dónde estaban y estoy sentado así tomándome un Chivas que yo nunca gasto guita en whisky caro pero estoy de vacaciones y un día de vida es vida pero bueno estoy sentado así recién había prendido el fuego estoy sentado así en la reposera con el vaso en la mano debajo de la acacia y metiendo el pie en la arena tibiecita y finita que se me escurría entre los dedos y voy y meto el pie un poco más para que se me calentara el tobillo y entonces siento esa cosa áspera como un trapito y clavo el pie más y engancho con el dedo gordo el vestidito verde y tiro para arriba y ahí veo el codito chiquito y la manito que ya tenía olor con la arena toda pegoteada y bueno metí todo para abajo de vuelta tapé con más arena y le encajé encima una chapa que había en el parrillero por los perros viste y me callé la boca y te cuento todo esto porque se lo tenía que decir a alguien porque todavía me quedan como quince días de alquiler hace tres años que no me tomo licencia y a mí estas vacaciones no me las saca nadie.

28 comentarios :

  1. Le Santi:

    Uff, me quede perplejo, que manera de romper la burbuja de golpe, que increíble y aterrador efecto, no puedo dejar de pensar en la niña del vestidito verde, todo lo demás, de verdad se borro de mi mente, ni siquiera me compadezco del pobre tipo que tiene sus veinte días después de tres años, de la envidia de estar haciendo un asadito, junto a la parrilla, tomando un whisky, todo estaba bien, pero como pasa en la realidad, algo tenía que venir a tirar todo para abajo, devolvernos a la miseria de la vida, que bien lo has hecho, que ganas de estropearlo todo, de verdad muy bueno, pero esta noche no voy a poder dormir pensando en el vestidito, y no son mis vacaciones, es mi vida y ya abra otra razón por la que no quiera irme a dormir. Gracias, por arruinarme otro día, otra historia, ¿Era necesario?

    Que buena historia, me gusto mucho, y además que buen espacio tienes, volveré a leerte y a leer otras entradas, me parece muy interesante.

    Te mando un fuerte abrazo y ahora pensare dos veces antes de meter los pies en la arena, por las dudas que me encuentre algo, jua. De verdad, las cosas pasan aunque no queramos, aunque intentemos ocultarlas, hay tantas cosas en la vida que pueden lastimarnos, cortarnos la ilusión, y llegan cuando un menos lo espera.

    HologramaBlanco

    ResponderEliminar
  2. ¡Ay; Santi!... qué bien contado. Quégolpe bajo.Qué contraste. Qué desgraciado.
    Eso es lo que seclasificacomo cuento de efecto.Pero el Mingo, si lo leyera, hablaría de lirismo cruel.
    Impresionante también la oralidad del estilo.
    Besote.

    ResponderEliminar
  3. a mi me encantó...

    la idea del tipo asqueroso
    ocultando un cadaver...




    (todo tiene su final horrible)

    ResponderEliminar
  4. Por sorpresa, vaya manipulación recreativa y poco a poquito se va uno imaginando que le da por saco al jefe que bien mercido está todo... y es que para el pobre nunca la dicha es completa. Bueno a ver si hay más suerte las próximas vacaciones.
    Me ha gustado mucho

    ResponderEliminar
  5. ¡Puaj!!! ¡Qué asco!!! Pero qué bien contado, la putísima madre...
    Te juro que me imaginé mil quinientas cosas (además de querer matar al narrador desde el segundo renglón) pero me sorprendiste en mi peor mala fe...

    Aplausos de pie.

    ResponderEliminar
  6. A que vas a mi blog a saludar diciendo que lo del Darno vale dos mangos, no jodas viejo, se me cayo la dentadura de leer este pequeño horrorcito burgues ilustrado, espero que no te haya aguado el Chivas nomas porque de ultima le sacas el vestidito y los ultimos tres dias si no tenes mas guita para el asado bueno, asado flaco pero asado al fin...

    Ya pedi disculpas por el faltazo del otro sabado en el bló de la flaca... de boludo nomas no pido aca en la entrada de la cueva... ya te posteare algo ahi...

    ResponderEliminar
  7. Che, perdona la joda, vos no vas a escribir un librito como el del tata para poder leer alguno mas?
    Anda juntando tiempo, dale.

    ResponderEliminar
  8. bien, eh?

    muy bien escrito

    tal vez algo exagerado, aunque quién sabe...

    ResponderEliminar
  9. Hola Edgardo. Gracias por pasar. Mmm..No entiendo que te impresionaras. Entré en tu blog y tus cosas sí que son fuertitas. Muy duros tus posteos, mucho más que este mío que es un poco caricaturezco.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola flaquita:
    Puede ser cuento de efecto o "efectista", sí, peca un poco de eso. La génesis de esto fue bastante parecida al desarrollo del cuento. Tuve algunas conversaciones lamentables con algunos medio-pelo (de ahí la oralidad)y todo se unió a los últimos sucesos en nuestro principal blaneario.No sé si el Mingo diría eso. Lo cruel se lo veo, pero el lirismo no.

    ResponderEliminar
  11. Hola Andre, ¿viste qué asquete?
    A uno le sale cada cosa del mate. Después digo que Ro es truculenta...
    Bueno, el efecto es por el estilo de tus recetas sangrientas...

    ResponderEliminar
  12. Hola Fede:
    Sí, se sintió la falta el Sábado.
    No había pensado en que nuestro veraneante tenía así resuelto el problema de la materia prima para el asadito. Evidentemente las nuevas generaciones son mucho más perversas. Claro, estaba un poco a la francesa eso...

    ResponderEliminar
  13. Hola Fantasma:
    No sé si exagerado, habría que ver. Un poco caricatura sí. Y bueno, la intención no era realista. Si es que la intención vale algo...

    ResponderEliminar
  14. No Fede, no voy a escribir mis memorias. Hay como sofocientos coetáneos con vidas más interesantes y jugadas que yo. Yo creo que voy a seguir imaginando vidas de otros o de otros yos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Driada:

    Je, no había rosas en ese jardín.
    Mi veraneante no era pobre. Era lo que acá le llamamos "medio-pelo".
    Me voy a dar una vuelta por tus flores, para ver si el aroma me cambia los pensamientos.

    ResponderEliminar
  16. Qué tal Capricho:
    Ya me di una vuelta por tu espacio. "Está salado" como decimos por aquí. Bienvenida al aquelarre. Ya vi que tu "Memento" tampoco es una explosión de alegría de vivir. Pero bueno, somos optimistas informados...
    Ya pongo un link a tu blog.

    ResponderEliminar
  17. En realidad el lirismo cruel es otra cosa, pero a mí me sonó a eso porque me consustancié totalmente con el personaje: solo, sin nadie que lo jodiera, reventándose los ahorros y lo que no tenía en esos míseros días de vacaciones, degustando un chivas con la panza al sol mientras calentaba la churrasquera, viviendo una sensación de bienestar total panza arriba y al sol, cuando se le da por escarbar la arenita y se produce el hallazgo y se le da vuelta todo.¡qué boludo!
    Me acordé de mí, cuando llego a La Floresta de vacaciones, reventada de cansancio, y siempre cuando estoy metiendo los pies en el agua por primera vez me surge el pensamiento: ¿y si me llaman del trabajo porque pasó algo en el edificio y tengo que ir?...
    ¡maldita la secretaria que les dio el número de celular!...¿Atiendo o no atiendo?
    Claro que lo de tu personaje es bastante más serio y egoísta.

    Yo, por ahora, he ido zafando de la llamada fatal; por las dudas, el próximo verano no escarbaré la arena con los pies ni viva ni muerta, como digo yo.

    ResponderEliminar
  18. Genial!, solamente que me dió un poco de miedo porque sentí que yo también hubiera hecho lo mismo.
    ¡Qué lo parió Santi! siempre rompiéndo la monotonía!

    ResponderEliminar
  19. Hola Santi, qué bueno, no pensé que iba a tomar ese giro, me venía generando un asco bárbaro el tipo, insoportable, y no sabía a donde lo ibas a llevar a ese pelotudo,antes de que encontrara el regalito; y cuando pasó eso me dio un gran alivio, onda, "por fin le pasa algo verdadero a este tipo". Y creo que el hecho de hacerlo "caricaturezco" fue lo que me gustó y por eso no me generó ningún rechazo ni asco. Más bien me resultó como humor negro. ¿Me estaré volviendo insensible?! (Es esto de "la interné", que quizás me está oprimiendo demasiado el cerebro. O que hacía días que tenía el sistema caído y no había podido visitar a nadie, entonces dejé de sinapsear). En fin, besos!

    ResponderEliminar
  20. Es por eso que jamás paso mis vacaciones en la playa.

    ResponderEliminar
  21. Benditas vacaciones. Todas las interpretaciones en OFRENDA son válidas. Velan a sus muertos en un alud. Gracias.

    Qué es cocelero o eso que pones en tu bienvenida?

    La foto grafiteada es tuya? Es cojonuda.

    ResponderEliminar
  22. Hola Claudia:

    Tus fotos sí que son "cojonudas". Recuerdo siempre las de París y unos zapatitos tuyos sobre el piso del departamento. Y esa foto de la ofrenda es "cojonudísima"
    Sí, esta de los grafitti es mía. No puse "cocelero", puse "coracero". Un coracero es una especie de policía a caballo que disfruta moliendo a palos a sus prójimos. Algunos tuvieron su momento de gloria y felicidad durante la dictadura ya que pudieron transformar en papilla a varios compatriotas con total impunidad. Algunos se volvieron medio locos, como creo que es el caso de nuestro grafitero. Dentro de mis proyectos está el entrevistarlo para desentrañar el sentido de su lucha, que a la luz de lo escrito en las paredes se me escapa un poco.

    ResponderEliminar
  23. Sientes una bofetada de comprensión y asco. Y al final sólo de asco. La tragedia repentina irrumpe en la tragedia sostenida mínimo-burguesa. Y se reacciona como lo que se es. Piensas que si es incapaz de interrumpir sus vacaciones tal vez se merece su vida.
    Perpleja como mis caricias, sí.
    Un saludo, Santi.

    ResponderEliminar
  24. Dove sta il signore Giacomo? Nell mio blogue siamo tutti aspetando la sua presencia...

    ResponderEliminar
  25. A veces surfeando por los blogs, de uno a otro, se encuentran grandes descubrimientos, y este blog lo es.

    ResponderEliminar
  26. Acá te quería!!! Hermano!!!! ¿¿¿Separados al nacer????? Bienvenido al club de las truculencias. Me pareció buenísimo el retrato del tipo, el estilo en el que escribe. Aunque más bien me parecía que hablaba por teléfono.
    Lo cruel es que es perfectamente humano. Lo terrible es que debajo de cada uno de nosotros quizás hay cadáveres que tapamos con el pie. En algún momento me resultó como simbólico ese cadáver, como metafórico de lo que uno esconde para poder vivir.
    Un abrazo, noherma

    ResponderEliminar
  27. Estimada Ro:
    Me ha hecho usted una acertadísima crítica, como siempre. Es absolutamente cierto que el tipo parece que hablara por teléfono en lugar de estar escribiendo un mail. Le digo más, ese detalle lo hace poco creíble al asunto, porque semejante energúmeno no podría tener ese estilo deliberadamente coloquial al escribir. Esos seres nunca escriben como hablan y menos en un momento así. Así que es probable que modifique esto, transformándolo en una llamada por celular. Sería mucho más convincente. Ya sé que ya está hecho, pero eso para los que ya lo leyeron. Estaría bueno corregirlo para nuevos improbables lectores. Había algo que no me cerraba... Y era eso.
    Querida maistra, estos son los comentarios que me gustan.Crítica constructiva que le dicen. Chas gracias.

    Quedo maquinando nuevos horrores para compartir y someter a su escalpelo. Se me ocurrió uno...

    ResponderEliminar
  28. Otra para Ro:

    Che, con respecto a tu interpretación de lo "simbólico" o "metafórico" del asunto, me parece que es así nomás,como decís vos, pero viste qué cosa que tienen los cuentos, ese aspecto ni se me pasó por la cabeza al escribir. Son las cosas que uno no controla, que se te salen, lo innombrable que termina nombrándose solo. Eso que trasciende la anécdota, eso simbólico es como una secreción, una consecuencia, no está en la cabeza de uno cuando va dibujando las palabras, si no, sería filosofía barata nomás.
    En unos días voy a postear la versión celular, aunque ya no tenga gracia para ustedes. Pero antes tengo un nuevo horror...

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

RANKING

Wikio – Top Blogs