E N T R A D A S
_____________________________________________________________________________________________________________
E T I Q U E T A S


_____________________________________________________________________________________________________________

9 de junio de 2007

EL CABRITO



El Cabrito

El Cabrito murió no hace mucho. No sé como se llamaba. Nadie sabe. Nadie recuerda su nombre. Se llama El Cabrito. Se llamaba. Por mucho tiempo creí, como todos, que el mote le venía de saltar de piedra en piedra en la Isla de Coral, como una cabra. Uno de esos años, en una noche de enero, hablando a oscuras en la playa con un viejo pescador al que nunca logré verle el rostro, que me inundó de historias de barcos balleneros y olas de diez metros, me enteró en un susurro, como si de un hondo secreto se tratase, de que no era por sus saltos que lo llamaban Cabrito. Era por el olor.
El Cabrito era guardafaros en la Isla de Coral. Muchísimos años mantuvo esa luz encendida sobre ese peñón solitario coronado de mata atlántica y bananeros. No tenía muelle la Isla de Coral. No tiene muelle. Si los botes se acercan a la pared de piedra se destrozan por la fuerza del oleaje. Hay que anclar a diez metros de las rocas y vadear las aguas verdes para subir a la isla. No hay corales en la Isla de Coral. No siempre el Cabrito estuvo solo. Tuvo mujer. Muchísimo tiempo atrás. Tuvo hijos también, aunque no sabe bien. Una hija sí, está casi seguro. Estaba casi seguro. Se enfermó de la isla la mujer, de no ver nunca un alma y del lento latido luminoso del viejo faro. Y un día se fue en el mismo bote de la prefectura que les llevaba provisiones mes a mes. Desde ese día el Cabrito olvidó las palabras y ya no volvió a hablar. Cuando le avisaron que el faro iba a dejar de funcionar el Cabrito no se quiso ir de la isla. Se escondió entre la mata y desde ese día vivió solo en esa isla con el faro muerto por toda compañía. El Cabrito se alimentaba de bananas y mejillones. Y de cangrejos, a los que cazaba con rara destreza, a pedradas lanzadas desde lo alto de las rocas. Años antes el Cabrito había cazado enormes y furiosos cangrejos de pinzas violetas atrayéndolos hacia el fondo de su viejo bote que descansaba sobre la grama al borde de las piedras. Colocaba un cebo de carne naranja de mejillones gigantes y cuando el bote hervía de patas y pinzas, iba ensartando uno a uno los cangrejos en un arpón oxidado. Una noche, el viento, o una marea desusadamente alta, nunca quiso saber, se llevó el bote. El Cabrito creyó oír esa noche, diluido en el ruido de las olas y el viento, un llanto de niño. Su mujer no estaba en el faro esa noche y el Cabrito lo olvidó enseguida. Fue después de esa noche que la mujer se enfermó del alma y se embarcó con los hombres de la prefectura. Poco antes de morir el Cabrito, empezaron a llegar los turistas que saltaban de los botes y nadaban hasta las rocas para ver a ese Robinson absurdo, voluntario, oloroso y de ojos azules. Entonces el Cabrito le cobraba a los boteros, diez reales por cada turista que ponía el pie en la Isla de Coral. No tenía el Cabrito como gastar su dinero. El agua se la llevaban gratis cada semana. Pero le gustaba guardar los billetes adentro de una botella, allá en la cima del faro. No sé por qué el Cabrito vivía en una casucha de madera teniendo el faro abandonado a su disposición. No sé si el Cabrito está sepultado en la Isla de Coral o lo llevaron al pueblo al morir. Cuando su mujer se fue, enferma de isla y llevándose una noche borrada de su memoria, también se llevó a la hija de ambos, una negrita de tres años.

7 comentarios :

  1. Un cuento melancolico, con un dejo de querer escaparse del mundo de los humanos. ¿Esta basado en la vida del protagonista de Un Mundo Feliz, de Aldous Huxley? Si no es asi, recomiendo leer ese libro pues tiene mucho en comun con este cuento.

    Lo mejor del cuento es ese sabor a impotencia frente a todo que te deja en la garganta.

    Calificacion: 7.5 Hocicos (Donde 1 Hocico es lo peor y 10 Hocicos es lo mejor)

    Saludos!
    K

    ResponderEliminar
  2. No se qué playa quiero más, si la de Mazunte o la de Garopaba. La gente se muere en todos lados. Yo voy a morirme en un hospital.

    ResponderEliminar
  3. Hola K:

    Gracias por tus comentarios. Sí, leí a Huxley y Un mundo Feliz lo leí como 20 veces. Pero la historia del cabrito no tiene nada que ver con eso. O sí? Este es un personaje real del que yo sabía muy poco, solamente chusmeríos de pueblo fantasiosos y entonces yo inventé eso, más o menos en la misma onda de los chismes de la gente. Después me informé en serio sobre ese tipo y me di cuenta de que era mucho más interesante la realidad que mi invento, pero ya era tarde. Por eso pienso mezclar todo en una novela, lo inventado y lo un poco más real, alternando mentira y casi verdad. La verdad es mucho más fascinante, ese tipo era un genio y Robinson queda a la altura de un poroto. Siempre me lamento de no haber hecho el viaje a la isla para conocerlo cuando todavía estaba vivo. Ahora ya es tarde. La vendedora de esteras también era real. No sé si está viva pero lo de sus maravillas orales es un invento mío, viejo maniático de la oralidad. Creo que por todo eso, nunca voy a publicar nada de esto en forma de libro, porque me van a levantar en peso. Muchos de los personajes que estoy manejando tienen un ancla en la realidad y andan en la vuelta, como las hijas del cabrito y el rezador, que es un poco retrasado pero no come vidrio. Yo llegué a ese pueblo hace 30 años, cuando todavía estaba a caballo entre dos tiempos y el turismo no había hecho estragos, y me enamoré.

    Recibir 7,5 hocicos de un tipo como vos es un tremendo honor. Seguiré esforzándome con mis coachs hasta lograr el ansiado 10 hocicos.
    ESCRIBIENDO POR UN SUEÑO- con la conducción de Marcelo Kinelly

    ResponderEliminar
  4. El personaje de Huxley al que me refiero es el hijo mestizo de la mujer que se habia quedado a vivir con los indios mexicanos. El pibe, al ir a la civilizacion, no la soporta y termina queriendose ir. El gobierno lo lleva a las afueras, a que viva en la soledad de un faro abandonado, donde termina ahorcandose debido a la marea de turistas que lo acosaban a diario.

    Jajaja, escribiendo por un sueño, que hijo de puta me cague de la risa...

    Saludos!
    K

    ResponderEliminar
  5. Pinche santi, cada vez que te leo me gustás más. Qué bueno ver lo rápido de tus progresos. Estás lleno de recursos, la puta que te parió. Volví a leer la del Cabrito y está de máis.

    ResponderEliminar
  6. Podria hacer un analisis y decirte lo bueno que estan tus escritos y demas,,, pero realmente leer tu blog me cambia el animo y me deja ciertamente en Trance, en parte me pasa lo que a K. un abrazo enorme !!!
    Martin Torralba !

    PD: aun no habilite el perfil del blog porque no lo arme.

    ResponderEliminar
  7. Hola! Bueno,la verdad que está bueno que alguien más que mis amigos o hermana me lea y además opine y diga algo más concistente que "que buen blog,la ruleas" o cosas de esa índole.Más bueno todavía es que me lea un "abuelito" que ha transitado,visto y leido más entonces digamos que que alguien en esas circunstancias le parezca bueno o agradable lo que escribo,es muy halagador.Sí,la gente de mi edad tiende a ser algo parecido a un invertebrado pero con menos funciones útiles o yo soy un extraterrestre y como todo,la sociedad o la máquina no perdona al diferente entonces cada vez más sus ofensas no llegan ni a tocarme y me dedico a "actuar" normal o a no enojarme tanto salvo "explotar" o splasharme (ni idea si realmente se escribe así,es una versión hispánica de la palabra sajona jaja) en mi blog y que muchos me tiren con cosas y otros me aplauda jajajaja.Por lo general a los que están "por debajo mio" en cuanto a lo intelectual...trato de no lidiar con ellos para evitarme disgustos y que mi madre me diga que vivo de mal humor,ya bastante con que me dice que siempre le ando buscando errores a las cosas (que en parte es un poco cierto,pero no es mi única ocupación de vida)
    Con respecto al cuento,estoy de acuerdo con Monsieur K es melancólico el cuento del Cabrito y creo que a veces todos querriamos escaparnos del mundo de los humanos,a mi me gustaría escaparme en un globo y depaso experimento lo que es viajar en globo.
    Ahora hay un escribiendo por un sueño? que bueno! quiero participar y postular mi sueño de un día ir a una agencia de modelos,gimnacio fashion o cosas asi y tirar una bolsa llena de cosas misteriosas y gritar Bomba! y que todo se vuelva un caos hasta que descubran que la bolsa es inofensiva y todos vuelvan a sus actividades normales y luego de dos horas ésta explote...es un cliché bárbaro pero por ahora el sueño que se me ocurre es ese o sinó viajar a Irlanda,correr por las verdes colinas y no volver más.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

RANKING

Wikio – Top Blogs