E N T R A D A S
_____________________________________________________________________________________________________________
E T I Q U E T A S


_____________________________________________________________________________________________________________

6 de diciembre de 2008

OTRA VEZ MARIANA BERTA

Bueno, este Jueves, el 4, se realizó la presentación de los libros de Mariana. Fui con Bea y el Tata. La sala Vaz Ferreira estaba llena y actuaron varios amigos de Mariana con los que trabajó. Cantaron Fernando Cabrera, Ruben Olivera, Vera Sienra, Leo Masliah y Daniel Viglietti con Pablo Somma. Ana Inés Larreborges hizo una sencillísima presentación. Todo fue demasiado fuerte. Recién ahí me di cuenta de que ya no me era posible hablar con ella. Nunca más. Que ya no voy a poder decirle lo que me pasa cuando leo sus poemas. Y que cuando la leo desaparece esa especie de sutil muro que nos separaba cuando trabajábamos juntos. También me gustaría hablarle de ese muro. Y en algo debí estar muy equivocado cuando pensaba que algo la conocí. No la conocí nada. Cuando llegué, lo primero que hicimos fue comprar los libros y ahí nos enteramos por Franco, su compañero, que este material Mariana lo había acondicionado, sabiendo que se moría y lo dejó empaquetado con una cinta con una carta para Franco, autorizándolo a publicarlo. Entonces, antes de que empezara el acto, me puse a leer “Sugerencias” y no pude parar de leerlo. Lo terminé antes de entrar a la sala. Los 70 poemas. Y se me partió el corazón. Por el contenido de los poemas, porque ahí estaba la Mariana que no conocí y por el nivel estético y sensible de esa poesía, que era muy superior a lo que yo esperaba. Por lo auténtico que salía de esas paginas y que me golpeó. Porque a mí me parecía aceptable no haber sabido que escribía, pero es inaceptable que no supiera que escribía así. Y que no lo supiera nadie.
Cuando tenga tiempo voy a escanear y subir el libro completo ya que Franco me autorizó.
Por ahora van algunos de los poemas escritos entre el 92 y el 99.

Llevan este acápite:“Entremos.
La niebla se disipa”

últimas palabras de E. Dickinson
___________________________

Pájaros lejanos
me llaman,
iré.



¿A qué tanta belleza?
Nada quedará.
Hasta las rocas cambian.


No es
no fue
y andando
llega otra noche
en que respiro y sé
que todavía
estoy.


¿Así
siempre,
los desencantos?

Cónclave de agujas
en la noche
inolvidables damas crueles
yacen
agonizan
entre armarios vacíos
abandonados.

Barridas hojas
hojas al viento
hojas de otoño
huecas de savia
sin más primaveras
irán libres
¿libres?
por el aire
muriendo.


Seremos polvo olvido nada
por fin descanso paz nada
nada.

Y otra vez ese espacio
-dunas de la nada
silenciosas islas-
y ese mar tan bravo
para un animal terrestre
que sólo sabe andar
sobre tierra firme.


Hoy apenas
puedo
conmigo
me cargo
me sostengo
me armo
me levanto
¿Cómo flamea aún
esta bandera
en el mástil de mi cabeza?


Ahora yacen los insectos
en sus celdas huecos rincones
esperando una señal
-que amanezca-
para echarse a andar
y repetir
inútilmente
su destino de ser
insignificantes.


Cabalgan los sueños
entregados
al plenilunio
sabiéndose tiempo
brújula y norte
de los deseos
que arremangados
aún palpitan
en su agonía.


Ahora abro las compuertas selladas
descubro rendijas
digo no a los límites
los silencios
el olvido
arrastrado
como un montón de hojas secas

y sueño con fogatas.



Callaron los perros
Está cansada la tarde
en su crepúsculo de recuerdos
casi olvidados.

Crece en algún patio la plantita
en su maceta
-verde que espera agua-
pero no llueve.

Cargada está la tarde
de sueños, de nubes,
de pies que gimen
y anda por ahí
también
la esperanza.

33 comentarios :

  1. Santi:
    he leído con un nudo en la garganta. Tu amiga era profunda, muy profunda.
    Era una poetisa de verdad. Y el texto que has puesto... bueno, me identifico con él idea tras idea.
    Muchas gracias, amigo, por mostrarte así; por compartirla a ella con nosotros y por compartirte a tí mismo.
    Un abrazo desde la nave de los sueños.

    ResponderEliminar
  2. "¿A qué tanta belleza?"

    Ella misma estaba envuelta en esa duda, mientras escribía esta poesía cargada de belleza en cada sílaba.

    ...

    Tal vez porque tenemos la secreta esperanza de engañar al destino y dejar de ser insignificantes.

    ...


    Al menos, durante el breve instante de un verso.

    ResponderEliminar
  3. Me he quedado sin aire, sin palabras... Gracias por compartirlo. Sus versos son ahora una voz que vuela libre por el viento. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Santi. He de confesarte algo: el primer día que hablaste sobre Mariana había hecho un post muy largo, en realidad, larguísimo. Pero venía con una mala vibra por esa suerte de prejuicios que llevamos ínsitos cuando seguimos una línea sin siquiera saber precisamente el porqué y resolví no editarla. No sé, parecería que cuando estamos de un lado de la línea, todo lo que está del otro nos es desconocido por cierto, pero pocas veces hacemos demasiado por descubrir si hay certeza o no en mantener los prejuicios. Creo que es el temor ante lo desconocido o a que lo poco que hemos conocido "del otro lado", no ha sido bueno. Y como me identifiqué contigo y sentí impotencia me sentí muy mal. Hoy no me resistí al arresto y me dejé fluir. Es precioso lo que escribió Mariana ya sabiendo su agonía como lo demás. Se intuye un ser humano excepcional, con una profunda sensibilidad. Quízás con ella haya ocurrido algo similar pero a la inversa, como niña de alta sociedad que lucha por "empatar" con quienes no lo son. Pero eso ya son conjeturas e historia. Intuyo que hay algo de culpabilidad en tí desde el 1er. día que te leí lo que escribías. Todos nos sentimos culpables por cosas que no dijimos o no hicimos respecto de alguien. Creo que es un "mandato divino" para que purguemos nuestra soberbia. A mí me ha pasado lo mismo, igualito, con "conocidos" con quienes, pese a sus intentos, no dejé o permití pasar a un estadio de amistad, por más intentos de su parte por lograrlo. Las vueltas de la vida¡¡¡ Ahora, por cuestiones laborales, he comprendido que las generalizaciones son fatales. Si te cuento esto Santi, no es para darte palos a tí que espero lo entiendas, amigo del ciberespacio, sino porque al leerte tan frontal me estoy cuestionando a mí misma el por qué me he privado de conocer en profundidad a personas que me han atraído, pero me han alejado los prejuicios provengan de donde provengan: ideológicos; filosóficos; profesionales; estatus social.
    Un abrazo muy grande Santi, te aprecio y te leo honesto, te leo humano

    ResponderEliminar
  5. Ojalá fueran tan bellas y potentes todas nuestras maneras de desafiar a la muerte. La verdad es que es excepcionalmente bella y profunda esta poesía. Está viva, Santi. Está viva Mariana en estas palabras. Gracias, Mariana. GRacias, Santi

    ResponderEliminar
  6. ¡¡¡Pufff!!!,Santi, estoy llorando.
    Como siempre, cuando algo es muy fuerte y muy grande, yo, que lo hablo todo, me quedo sin palabras.

    Ella está en cada palabra.No creo que sea tan así, que no la hayas conocido. Todos nos guardamos con "barreras sutiles"; ella decidió
    levantarlas, tal vez, con este paquetito que le dejó a Franco.
    Ella misma lo dice:

    "Ahora abro las compuertas selladas
    descubro rendijas
    digo no a los límites
    los silencios
    el olvido
    arrastrado
    como un montón de hojas secas

    y sueño con fogatas".
    Un abrazo,Santi.

    ResponderEliminar
  7. Querido Santi: Leí tu primera entrada sobre Mariana Berta, y la verdad es que el dolor de una muerte prematura y por tanto injusta o al revés, preo sin duda van de la mano, pues me quedé sin palabras. Y pido disculpas por ello. También me recorrió una emoción de tristeza al enterarme que ella escribía y no lo compartía contigo que le dabas a leer tus poemas. Pero ante esta nueva entrada, quería expresar mi admiración por ti al publicar aquí sus versos. Tu reconocimiento. Porque lo que importa es esa soledad (a mi parecer) que hacía que nadie supiera de su poesía. Maravillosa poesía, por cierto. Hasta el texto en letra diminuta lo he leído con devoción, y me ha hecho pensar en lo delicioso que es pensar que cada mañana, la vida comienza de nuevo. Una ilusión profunda que es un grito más acallado.
    Ahora nos queda este legado por el que te doy las gracias de compartirlo con nosotros.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Ante el espinoso viento, cálido
    el sudor era frío






    Sube el libro entero,
    saludos Simo Santi.

    -hasta la otra

    ResponderEliminar
  9. Amigo realmente un hemoso poema, muy sentido, muy realista, muy tierno, dificilmente uno puede dejar de admirarse y conmoverse.

    Saludos desde Japon.

    ResponderEliminar
  10. ANDREA:
    Ya que preguntás, estoy copiando una terrible batata para el Sodre, un choclo de fin de año que me metieron, estoy copiando en dos días todas las partituras de todos los instrumentos de un Capriccio Sinfónico de Puccini largo como la mierda la recontramilputamadre que lo reparió a él y a toda la ópera italiana.

    ResponderEliminar
  11. Santi: si lo tenés que hacer en tan poco tiempo, seguramente el "capriccio" fue de otra persona, no del propio Puccini!!!

    Te acompaño el sentimiento.

    ResponderEliminar
  12. Santi, leí con mucho interés y admiración tu relato. Es muy real y profundo el sentimiento, gracias por presentarlo aquí, aunque muchos no la conocimos.
    Gracias también por proyectar la presentación de su obra, or que lo que pusiste de ella en ese breve espacio del post es hermoso.
    Un abrazo, Santi.

    ResponderEliminar
  13. Querido Le Santi:

    Hacia mucho no pasaba. Recuerdo esas lejanas epocas donde entrabas fascinado a mi blog y te quejabas que nadie firmaba el tuyo. MIrá que popular te volviste ahora. Jodidamente popular. Te lo tenías jodidamente merecido.


    En otro orden de cosas, me gustó esa parte nihilista que dice:

    ¿A qué tanta belleza?
    Nada quedará.

    Duro pero cierto.



    Saludos!
    K

    ResponderEliminar
  14. Estupenda la foto de la mano sabia.
    Sabio el ojo que la ve y la retrata.

    ResponderEliminar
  15. Querido Santi:
    Acá estamos... volviendo otra vez.
    De a poquito pero volviendo.
    A cuenta de más, solo te digo que quizás no sean buenos tiempos para tanta cordura, creo... y estoy convencido de ello, es el tiempo de los poetas y de los locos, y de los perdedores y de los muertos que nunca mueren, sino que simplemente se van a otro lado, a otro país, o acaso los que nos fuimos no estamos muertos? Acaso los que nos comimos el garrote, el cable, la bolsa, la paliza... no estamos muertos? Pero volvemos... una y otra vez volvemos. Pude comprobarlo en el hospital, como por las noches todos volvemos. Por Mariana Berta, por Angel González, por vos y por mí y también por mis hijos queridos pero también por aquellos hijos de puta que antes fueron lobos y hoy son Cordero...
    Me emocioné mucho leyendo los versos de Mariana... pero mucho.
    Y declaro aquí, en este mismo instante y en medio de todo esto que te estoy diciendo y que no tiene ni el mínimo sentido, que poniendo la voz del Flaco Castro cuando se paraba delante de La Falta, me planto frente a la murga y te digo:

    "Pájaros lejanos
    me llaman,
    iré."

    Hermano Santi, gracias por tanto gesto, gracias por tanto abrazo.
    Permitime entonces que hoy, sea yo el que te abrace y entonce sí... ahora sí Santi, lloremos juntos celebrando la alegría de saber que gente como Mariana, se fue tras los pájaros...

    ResponderEliminar
  16. Vo, Santi, dispué no diga que no tiavisé. Hace una semana tas aludido diretamente nel testo que tengo en mi blo, y ni bola le diste; cordate que mañana atualizo, cuelgo otra cosa y adiós que te vaya bien, si tevisto no miacuerdo, porque ya tuviste tu cuarto diora en mi blo y nues cuestión diandar haciendo propaganda grati. Y todo por un capricho del Puchini ese que quién lo conoce. Le pregunté a un gomía muy cultivao y me dijo que nostaba seguro si era Puchini el de la Tosca, o Toscanini el de la Pucha, y como yo no sé nada de pintura mejor me callo.

    ResponderEliminar
  17. No creo que te falte inspiración. Más bien te anda sobrando cansancio.
    Y como decía el finado Andrés Redondo, "ya vendrán tiempos peores", y ahora nomás tenemos las fiestas, así que te convido pa'l temblor.

    ResponderEliminar
  18. Santi, ya sé que yo no aparezco por ahì, pero yo estoy acostumbrada a recibirlos. Ya sé que tienen mucho trabajo y nietas pero yo estoy tratandod e llegar aunquimás no sea al 24 de noche. Y después no digas que no te avisé.Y no escribo ninguna chotada, porque este post tuyo es en serio.

    ResponderEliminar
  19. Me encantó tu comentario en lo de Juan Pascualero.
    No pierdo la esperanza de que pronto vuelvas con toda la polenta.

    ResponderEliminar
  20. Sr. Johnson, soy yo otra vez: te dejé opciones de menú vegetariano en mi blog (y no es joda).

    ResponderEliminar
  21. Ya sé que estás ocupado, que vivis copiando y puteando en italiano, pero no quise que pasara de hoy venir a dejarte un beso grande y un abrazo porque ya cumplimos como un año, no ando con cuentas claras ni quiero, de habernos encontrado por aquí y eso, no sé para vos, pero para mi es para festejarlo de corrido. Y de paso te saludo para la navidad y el año nuevo, esas circunstancias que nos pesan en estos días. Por suerte, tenés nietas niñas con quien festejarlas y eso está buenísimo. Que seas feliz en estos días y siempre, amigo
    Un abrazo fuerte para tí y para Beatriz

    ResponderEliminar
  22. Hola RO!!!
    No, Puccini ya fue. Mi problema ahora son los corderos y encontrar quién esté dispuesto a arreglarle unas cositas al auto en estas fechas.Acá todos dejan de laburar el 20 de diciembre y se reintegran después de Semana Santa. Qué país bárbaro este.
    Saludos a las tías viejitas.
    Te deseo felicidades así en plural,porque la singular es como más complicada...

    ResponderEliminar
  23. Estimado Santi: sé que no se corresponde con la poesía de Mariana (precioso nombre), yo ya se que todas las marianas son especiales.
    Pero vengo ahora a desearte Felicidades, cuidate no hagas excesos y cuida a bea.
    un abrazo que cruce el atlántico
    rafaela

    ResponderEliminar
  24. Hola SANTI!!!
    vengo a desearte una FELIZ NAVIDAD!!!; recibe un fuerte abrazo y el deseo que esta Nochebuena sea un momento de reflexion y alegria junto a la familia.

    Saludos desde Japon.

    ResponderEliminar
  25. ¡¡Buehhh!!!... Por lo menos apareciste a cambiar la foto de arriba. Ya algo es algo, mew tenías preocupada. Claro que esos gallinazos...¡¡¡mmmm!!!!....Sé que son de Garopaba, pero me recuerdan a los de García Márquez.
    Realmente tu página hoy no resplandece con las campanitas que anuncian la Navidad, un dechado de felicidad no es. Pero, por lo menos sé que estás ahí, amigo,siempre.
    Te quiero un pilón. A Bea también.

    Cómanse por mí todo eso que vas a asar hoy y tómense todo brindando por nuestra felicidad.

    Un beso grande a todos. Hace días que los extraño, mucho.

    ResponderEliminar
  26. Hola Flaquita:

    Es que ando medio complicado. Este fin de año se mostró sorprendentemente confuso. Tengo un posteo pronto hace días pero problemas técnicos (de grabación de sonido) me han impedido subirlo. La foto del acápite es porque Graopaba me llama y creo que acudiré a su llamado.
    besotes.
    Te llamo esta noche.
    El Dogor

    ResponderEliminar
  27. Buena la nueva foto. Pero me da vértigo.
    No sé por qué insisto en subirme a los tejados si sé que me mareo.

    ResponderEliminar
  28. No me llamaste.Ahora estoy preocupada, ¿habràs sobrevivido a los excesos navideños?

    ResponderEliminar
  29. Don, cómo le quedaron los corderos? Cierta vez, creo que también fue un 24 de diciembre... con mi cuñado nos preparábamos para asar un cordero. Hete aquí que yo por aquellos tiempos vivía en Solymar y obviamente junto al parrillero existía una mesada. Bue... el asunto es que mientras mi cuñado adobaba el bichito, yo fui hasta la cocina y traje una botella de Jhonny y muuucho hielo... No recuerdo la hora... pero cenamos cerca de las 4 de la madrugada de aquella navidad... Bue... solo quería desearle lo mejor para vos tu familia. Al fin se me (nos) va este puto 2008... llenito de electros... cáteteres y corazones oxidados... Que venga rapidito el 2009... Un abrazo enorme. Salúdeme a la Bea, sí?

    ResponderEliminar
  30. Quería desearte una Feliz Navidad, así, ya casi en el ecuador, y por supuesto un nuevo año lleno de creatividad. Y como dicen que lo que no deseas para ti, no lo desees para tu prójimo, se supone que estará bien desear lo que uno desea para sí mismo. Asi pues, te deseo tiempo para disfrutar, pero sobre todo, capacidad de disfrutar aún sin tiempo.
    Un abrazo navideño.

    ResponderEliminar
  31. Uff, con todo el trabajo que tengo por hacer, de leer hacia atrás, por el momento me limito a la horrible y tan común frase que se escucha siempre por estas fechas... "Felices fiestas" padrino...
    Ya hablaremos de cosas importantes cuando se calmen el niño Jesús, el gordo hijo de puta que no le trajo nada a mi hija y por el que tuve que gastar un millón de dólares, y los tres fantasmas que vendrán espero, porque yo otra inversión así no hago para el 6 enero!
    :)
    Besos gigantes y estoy muy feliz de volver, y ya sé que este tema de tu post es triste, pero ni en pedo empiezo por comentar cosas serias en este mi tan autoansiado retorno. Preciso leer y digerir de a poquito, no sea que me empache o me desmaye y me internen, y las fiestas se vuelvan más bonitas aún!
    Ciao amigo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

RANKING

Wikio – Top Blogs